Type to search

Biografías Vida

La historia de la Catrina: el ícono mexicano del Día de los Muertos

La Catrina es un ícono mexicano reconocido a nivel mundial. La imagen que nació como parte de una protesta social, se convirtió en un personaje simbólico y representativo para todo el país y el Día de Muertos. Esta es la historia de la Catrina.

La creación de la Catrina surgió en manos de José Guadalupe Posada, el reconocido grabador mexicano, en 1912, como parte de sus obras para ilustrar unos versos relacionados al Día de Muertos, los cuales fueron conocidos como “calaveritas”.

José Guadalupe Posada, nacido en Aguacalientes, México (1852-1913)

La intención de esta imagen fue burlarse de las clases sociales. A través de este personaje, al que inicialmente se le conoció como “la Calavera Garbancera”, Posada criticaba a las empleadas domésticas que querían dejar atrás sus raíces mexicanas y parecerse a las damas adineradas y europeas de la época.

Esta Calavera Garbancera fue retratada del pecho hacia arriba con una expresión de felicidad en el rostro y ataviada con un amplio sombrero adornado con plumas y flores.

Posada le dibujó unos moños detrás de las orejas, como solían usar las empleadas domésticas, para recordarles sus orígenes.

Ilustración de Calavera Garbancera de Posada en 1912.

Unos años antes de estallar la Revolución, el artista solía trabajar en ilustraciones que tenían como protagonista a la muerte, inspirado en personajes de la vida cotidiana que abordaba desde la sátira y el humor ácido.

De Calavera Garbancera a la Catrina

Posada falleció en 1913 y la ilustración de la Calavera Garbancera se publicó 10 meses después de su muerte. Ahí es cuando el gran muralista Diego Rivera, la despojó de la crítica social que le dio origen y la dotó de la elegancia y figura con la que es conocida en todo el mundo.

En el mural “Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central”, de 1947, además de incluir a Posada como parte de los personales centrales, en modo de homenaje, incluyó también la ilustración de la Calavera Garbancera y completó el cuerpo que hacía falta, cambiándole el estatus por el cual fue creado.

Personajes centrales del mural de Diego Riviera: Frida Khalo, La Catrina, José Posada

Desde entonces, la figura estilizada de la calavera ataviada con sombrero y elegantes vestidos está presente en cualquier altar o adorno alusivo al Día de muertos en México y su nombre fue cambiado a “la Catrina”.

Esta famosa obra, actualmente se encuentra en el Museo Mural Diego Rivera en Ciudad de México.

Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central, por Diego Riviera, 1947.

En su mural, además de incluir a Posada como a uno de los personajes centrales, Rivera completó el cuerpo que hacía falta a la imagen original de la Calavera Garbancera, y con ello «le cambió el estatus» social al retratarla con la elegancia de una mujer de la alta sociedad.

La historia de la Catrina se asocia a la muerte porque su origen se basa en la figura azteca Mictecacihuatl, la diosa de la muerte. Cuenta la leyenda que la diosa azteca de la muerte se encargaba de vigilar los huesos de los muertos y cuidarlos.

Te podría interesar: Pasos de cómo hacer un altar de muertos en casa

Tags:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *