Type to search

Houston Texas

Dos padres fallecidos por caso de violencia doméstica en Harris

Un caso de violencia doméstica en Harris dejó dos padres fallecidos en dos lugares diferentes, ambos padres de tres niños

Una mujer y un hombre murieron en dos balaceras distintas al noreste del Condado Harris.

Todo sucedió durante una investigación de agentes federales a uno de los suyos por denuncias de abuso en contra de su esposa.

Al parecer había una investigación abierta en contra del funcionario y eso crearía un estado de tensión que desencadenó hechos violentos.

La madre fue abatida dentro de su domicilio por su esposo, un reclutador militar del Servicio de Investigaciones Criminales de la Armada, una agencia federal.

Cuando los detectives hallaron a la mujer, esta aún tenía a su niño de un año en los brazos.

Al momento de la tragedia, había otro menor en la casa, ambos resultaron ilesos.

Pero luego del hecho, el padre huyó de la escena y se llevó consigo al pequeño de tres años.

Es así como inician la búsqueda, pero el funcionario fue alcanzado por agentes del Distrito Policial 4 del Condado Harris, con quienes se enfrentó a tiros y terminó muerto.

Los agentes del Condado Harris salieron ilesos pero un agente federal resultó herido y fue llevado al hospital en condición estable.

La pareja tenía otros dos hijos, que en ese momento se encontraban en la escuela.

Te podría interesar: Cómo logró California reducir la violencia con armas.

Violencia doméstica en Harris: Casos en Houston

Solo hasta el pasado mes de julio, el sistema policial de Houston recibió 1,720 denuncias de agresión simple ocurrida dentro de viviendas de la ciudad.

Sería un promedio de más de 55 denuncias al día, solo dentro de los límites de Houston, sin contar las otras ciudades que comprenden lo que se conoce como el Gran Houston o área metropolitana.

Hace algunos días, en Harris, una mujer embarazada murió luego de ser víctima de un tiroteo en el condado de Harris, en Texas.

El hecho ocurrió la tarde del viernes 16 de septiembre.

Jennifer Hernández, de 20 años, estaba aparentemente en su octavo mes de gestación.

El bebé por nacer tampoco sobrevivió el ataque, informaron las autoridades.

Oficiales del Alguacil del Condado de Harris acudieron a atender un incidente en la intersección de Airtex Drive y Brundage Drive, en Houston.

Al llegar, los agentes encontraron a Hernández y su novio en medio de dolor y con heridas de bala.

Aunque no es un hecho propiamente de violencia familiar, una futura madre fue víctima del auge delictivo.

Tags:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *