Type to search

Politica

La campaña por las presidenciales podría definirse por las investigaciones contra Biden y Trump

La campaña por las presidenciales podría definirse y el rumbo que tomarás dependerán de las investigaciones contra Biden y Trump, ambos líderes de los partidos políticos con mayor presencia en Estados Unidos.

Ciertamente lo que transcurra en los días siguiente dará forma a la campaña de 2024, pero corre el riesgo de enojar a los votantes que acaban de mostrar su frustración por el hecho de que se ignoren sus prioridades.

Sobre las investigaciones contra Biden y Trump

La semana pasada, se vio como los republicanos no perdieron el tiempo después de finalmente deslizars a los 218 escaños necesarios para ganar la Cámara para prometer investigaciones implacables de la administración, las políticas y la familia del presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

La escasa naturaleza de su mayoría, que se hará cargo en enero, ya ofrece a sus miembros más extremistas una importante influencia sobre el liderazgo.

Mientras tanto, en un movimiento trascendental, la semana pasada el secretario de Justicia, Merrick Garland, nombró un fiscal especial para hacerse cargo de las investigaciones sobre el acaparamiento de documentos clasificados por parte de Donald Trump y su comportamiento que condujo a la insurrección en el Capitolio de EE.UU. el 6 de enero de 2021.

La decisión subraya la gravedad de las investigaciones y su amenaza para Trump, pero también la extraordinaria realidad de que un expresidente y aspirante presidencial ya declarado enfrenta la posibilidad de ser acusado durante una carrera por la Casa Blanca.

Repercusiones políticas inmensas

Las repercusiones políticas de las investigaciones sobre el presidente  y el expresidente serán inmensas. Podrían influir tanto en las perspectivas de Trump como de Biden en las elecciones de 2024, en caso de que el presidente se presente a la reelección, y seguramente profundizarán la polarización política que aflige a Estados Unidos.

Y supondrán un desafío para ambos partidos, ya que una lección de las elecciones intermedias fue que los votantes no estaban contentos con la actuación de los demócratas en la economía, pero no confiaban en que los republicanos radicales que niegan las elecciones lo harían mejor.

Las secuelas de la campaña de 2022 (una carrera presidencial competitiva y el control dividido del Congreso con pequeñas mayorías) ahora ofrecen a cualquiera de las partes la oportunidad de tomar todas las palancas del poder de Washington en 2024 al dar forma a un mensaje nuevo que esta vez realmente aborda las necesidades de los votantes.

Tags:

You Might also Like

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *