La II edición del Festival Bésame Mucho de este sábado, 02 de diciembre, celebrado en el estacionamiento del Dodger Stadium, fue el escenario de magia de la música mexicana.

Los grandes exponentes de la música regional mexicana, mientras que los otros tres escenarios mostraban una combinación de géneros que iban desde el rock, pop, el alternativo y algo de banda.

La tarima de ‘Las Clásicas” de la II edición del Festival Bésame Mucho no tuvo problemas en abrirle un espacio a la salsa con la presencia de la legendaria agrupación colombiana Grupo Niche.

Por su parte, el grupo Banda Vallarta show y el Grupo Soñador, se encargaron de inaugurar el escenario.

II edición del Festival Bésame Mucho: Una constelación de estrellas

El escenario de “Las Clásicas” en la II edición del Festival Bésame Mucho se “prendió” con la presentación de Los Invasores de Nuevo León.

Los intérpretes de éxitos como “Del corazón a la piel”, “Vuelvo contigo” y “De vida o muerte”, no solamente levantaron a las miles de almas que comenzaron a llenar el área, sino que fueron los encargados de allanar el terreno a la popular cantante Paquita la del Barrio.

Paquita la del Barrio le cumplió a su público de ‘Bésame Mucho’ tras haber estado hospitalizada hace una semana

Mario Quintero y los integrantes de Los Tucanes de Tijuana llegaron con mucha energía a la tarima y de hecho comenzaron cantando sus canciones clásicas como “El Tucanazo”, “La Chona”, “El papá de los pollitos” y otra decenas de temas de su extenso repertorio.

Los Ángeles tampoco fallaron en la edición del Festival Bésame Mucho

Mientras que Los Ángeles Azules, una de las agrupaciones que más esperaba el público de la tarima de “las clásicas”, causó gritos de emoción.

Sin embargo, los ánimos crecieron cuando cantaron uno de sus grandes clásicos “El listón de tu pelo”.

Uno de los momentos más emotivos llegó cuando la banda interpretó el éxito “Nunca es suficiente”, el tema que grabaron con la multi ganadora del Latin Grammy Natalia Lafourcade.

Pero el plato fuerte vino para el final, cuando la producción de Bésame Mucho decidió colocar a Pepe Aguilar y Alejandro Fernández, uno detrás de otro.

Lo difícil era decidir quién de los dos sería el que saliera al escenario primero. Al final la respuesta no fue otra que Pepe es quien saldría primero y de segundo el hijo de Chente.

Por esa razón, el que aguardaba a un lado del escenario giratorio era Pepe Aguilar, quien salió del extremo contrario al que saldría El Potrillo.

Uno de los momentos más curiosos del escenario “Las Clásicas” la protagonizó Alejandro Fernández, quien antes de comenzar su presentación tuvo que esperar que la música de Maná, que estaba sonando en el escenario de al lado, el de Los Rockeros, bajara un poquito su intensidad porque el público de El Potrillo estaba cantando en los coros la estrofa de “Oye mi amor, no me digas que no”.

Lee acá: Gabriel Soriano director de cine