Un enlace telefónico entre los presidentes de México y Estados Unidos tuvo, nuevamente, el tema de la migración como centro de discusión.

Y es que la migración masiva ha generado serias diferencias en las políticas migratorias, sobre todo, con el estado de Texas.

Un enlace telefónico entre los presidentes trajo el tema, buscando una posible solución a la avalancha de migrantes que llegan mes a mes.

Biden y López Obrador sostuvieron una conversación telefónica el jueves, 21 de diciembre, en la que señalaron que es necesaria mayor vigilancia en la frontera entre ambas naciones.

Los presidentes de los países fronterizos trataron el tema de la migración, según confirmó en la mañana John Kirby, portavoz de la Casa Blanca, en medio de una renovada preocupación ante el aumento de los cruces.

El funcionario estadounidense también señaló en una sesión informativa con periodistas que los secretarios de Estado y de Seguridad Nacional de Estados Unidos viajarán a México en los próximos días, para reunirse con el presidente López Obrador y tratar este tema.

La visita se centrará en los esfuerzos para frenar los flujos migratorios y en cómo los dos países pueden trabajar juntos, dijo Kirby, añadiendo después que los líderes habían hablado sobre lo que se podría hacer desde México para frenar el flujo. «Probablemente hay más cosas que podemos hacer», señaló.

El enlace telefónico entre los presidentes sirvió para fijar algunas alternativas; aunque ya van varios intentos con diversas opciones, que, hasta el momento, no han arrojado los resultados esperados.

Lee acá: Economista Harry Dent vaticina una crisis económica en Estados Unidos para el 2024.

Enlace telefónico entre los presidentes de México y Estados Unidos

El contacto entre los gobernantes se dio mientras compañías ferroviarias y grupos empresariales están presionando a Washington para que reabra rutas comerciales en la frontera común.

En su programa matutino, López Obrador anunció en su conferencia diaria que se iba a producir el contacto.

«Vamos a ver qué nos plantea. El pidió ayer que quiere hablar conmigo y con mucho gusto», afirmó el mandatario mexicano sobre la conversación.

Al ser consultado por los periodistas respecto a los temas de los que podrían conversar, López Obrador también anticipó que creía que tratarían la migración.