Tras un ataque con un dron suicida, que dejó un muerto y seis heridos, EE.UU toma represalias contra Irán en Siria desde este jueves.

Un contratista estadounidense murió, otro contratista resultó herido y otros cinco miembros del servicio estadounidense también fueron heridos en el ataque.

Todo ocurrió cuando un dron suicida golpeó una base de la coalición, ubicada en el noreste de Siria.

La comunidad de inteligencia cree que el dron era de origen iraní, dijo el Departamento de Defensa en un comunicado.

Ahora, EE.UU toma represalias con ataques aéreos contra objetivos vinculados a Irán en el área, que según un grupo activista atentaron contra el personal.

El secretario de Defensa, Lloyd Austin, dijo que por órdenes de Biden autorizó a fuerzas estadounidenses a «realizar ataques aéreos de precisión«.

Los ataques estuvieron dirigidos contra las instalaciones, utilizadas por grupos afiliados al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC) de Irán.

Te puede interesar: Tregua Irán-Arabia Saudita preocupa a EEUU