La cadena de comida rápida mas popular del mundo tiene muchos detalles, por ello, te invito a conocer 9 secretos de McDonald’s que debes conocer.

La popular cadena de comida rápida, que tiene presencia en casi todo el mundo, tiene el mejor marketing del mundo para vender su menú.

Y si, aunque no tenga las mejores hamburguesas, vende la experiencia de visitar sus tiendas.

Por ello, debes conocer los secretos de McDonald’s que les ha permitido ser el gigante de las franquicias.

9 secretos de McDonald’s que debes conocer

Quizás estos 9 secretos de McDonald’s los desconocían, o, quizás, no, pero acá te los dejo:

En el 2012, McDonald´s dejó de usar en Estados Unidos un aditivo para las carnes hecho con desechos de carne, lavados con hidróxido de amonio, mezcla que creaba una espesa masa color rosada que también se usa para los nuggets.

Sabías que, en el diccionario, un McJob (McTrabajo) es un trabajo de baja paga con pocas remuneraciones.

Un empleado con sueldo mínimo necesitaría trabajar 1.2 millones de horas para ganar el salario anual de $8.75 millones que tiene su CEO, Jim Skinner.

Entre 1995 y el 2000, casi todos los premios grandes de la promoción Monopolio McDonald´s fueron ganados de manera fraudulenta.

Pues se conoció que se repartieron $13 millones en premios a los empleados de la cadena durante el tiempo que duró la promoción.

En Estados Unidos comen 5 billones de libras de carne de McDonald´s al año, cantidad que se compara con 5.5 millones de vacas.

McDonald´s sirve a 68 millones de personas a diario, cantidad que llega casi al 1% de la población mundial.

En McDonald’s se sirven 75 hamburguesas por segundo.

Un dato menos curioso es que los arcos dorados de la cadena son más reconocidos en el mundo que la misma cruz católica (88% vs. 54% respectivamente).

Para que no digan que en Cuba «no hay capitalismo», en la bahía de Guantánamo hay un McDonald´s, el único que hay en toda Cuba.

A los presos que cooperan se les premia con papas fritas y Big Macs.

En 1960 el logo de McDonald´s iba a ser cambiado, pero el diseñador Louis Cheskin persuadió para que no lo hagan.

Pues el motivo, de acuerdo a Cheskin, subconscientemente los arcos dorados hacen pensar al público en senos de gran tamaño.