La reunión Xi Jinping y Antony Blinken busca relajar un poco las relaciones entre China y Estados Unidos.

El secretario de Estado, Antony Blinken, se reunió este lunes, 19 de junio, con el presidente chino, Xi Jinping, en Pekín.

Es el segundo y último día de una visita del Secretario de Estado para calmar las tensiones entre las dos mayores economías del mundo.

El viaje de Blinken a China es el primero que realiza un secretario de Estado estadounidense desde 2018.

También es el funcionario estadounidense de más alto rango en visitar China desde que el presidente, Joe Biden, asumió el cargo en enero de 2021.

Blinken anticipó que sostuvo “conversaciones sinceras y en profundidad” con otros altos funcionarios chinos.

Blinken indicó que Biden le había pedido que viajara al gigante asiático “porque cree que Estados Unidos y China tienen la obligación de gestionar responsablemente nuestra relación».

Los temas más importantes de momento son el comercio, Taiwán, los derechos humanos, la agresión militar china en el Mar de China Meridional y la guerra de Rusia en Ucrania.

Funcionarios del Departamento de Estado habían dicho que era poco probable que los dos países llegaran a ningún avance durante el viaje de Blinken, previsto inicialmente para febrero pero aplazado tras el descubrimiento de un presunto globo espía chino sobre territorio estadounidense.

Reunión Xi Jinping y Antony Blinken: Preparando el camino

Biden dijo a la prensa el sábado que esperaba reunirse con Xi en los próximos meses para discutir “las legítimas diferencias que tenemos, pero también cómo hay áreas en las que podemos llevarnos bien”.

El acercamiento de China y Estados Unidos es clave para mantener el equilibrio mundial con temas claves como la guerra en Ucrania.

El alto diplomático estadounidense señaló que, en cuanto a las áreas de posible cooperación, hablaron de la seguridad alimentaria.

En tal sentido «explorar la creación de un grupo de trabajo para poder cerrar el flujo de precursores químicos» del fentanilo.

La relación de la administración Biden con Beijing ha sido complicada y ha sufrido meses de tensión.

Biden y Xi se reunieron en persona por primera vez como presidentes al margen de la cumbre del Grupo de los Siete en Indonesia en noviembre pasado.