El estado de Florida prohíbe la terapia de reafirmación sexual, como medida para evitar el cambio de sexo en menores de edad y que presume la violación en las libertades de los ciudadanos.

La reafirmación sexual es un proceso donde los adolescentes, aún niños pasan por unos pasos que hacen entender la decisión a tomar.

El desarrollo del género trans es igual que la heterosexualidad, pero con incongruencia entre la identidad de género y el sexo genital.

En tal sentido, en la terapia de reafirmación sexual, las personas transexuales desean remover y modificar sus genitales externos.

Pero los transgénero no, porque obtienen placer sexual de ser penetrado o penetrar.

La terapia de reafirmación sexual es una secuencia ordenada de actividades de un equipo inter y multidisciplinario, que completo lleva por lo menos dos años.

Los pasos variables en cuanto a los tiempos, procesos de adaptación valoración del entorno, de conseguir una figura corporal, unos genitales iguales a los de su orientación y género.

Pero una medida emitida por la Junta Médica de Florida prohíbe a los menores de edad recibir hormonas o tratamientos de cambio de género que entró en vigor este jueves, 16 de marzo.

Lee: María Clemente, la polémica diputada trans de México.

Terapia de reafirmación sexual: Prohibida en Florida

Sería una restricción que excluye a los niños y adolescentes que ya habían iniciado las pautas de afirmación de género.

Bajo la nueva regla médica estatal, los menores que experimentan disforia de género ya no pueden hacer cambios en su cuerpo para cambiar.

La prohibición se produce después de que la Junta Médica de Florida aprobara en agosto de 2022 la elaboración de medidas que niegan la transición a menores de 18 años.

Recordamos que el proceso de la terapia de reafirmación sexual es la aplicación de hormonas, bloqueadores de la pubertad y las cirugías para tratar la llamada disforia de género.

Los estudios sobre transexualidad son escasos y tienden a realizarse desde una perspectiva científica patologizadora.

Casi siempre están centrados en la vivencia asociada a la cirugía de cambio de sexo, perdiéndose así los ricos significados que componen el mundo transexual, disminuyéndolo solo a un acto quirúrgico.

La prohibición se halla en consonancia con los criterios del gobernador de Florida, el republicano Ron DeSantis.

DeSantis ha expresado en múltiples ocasiones su rechazo a los tratamientos de «afirmación de género».