El gobierno de Biden descartó una apelación, y por ello, la detención de inmigrantes en la frontera aumentará pues deberán esperar detenidos su solicitud de asilo o refugiado.

Esto significa que los inmigrantes que sean detenidos deberán esperar el estudio de su caso bajo detención.

Queda muy evidente que la detención de inmigrantes en la frontera aumentará.

Para los grupos defensores de los inmigrantes, esto significaría una decisión que provocará hacinamiento en los centros de detención.

El gobierno del presidente Joe Biden descartó presentar una apelación sobre el programa en la frontera que le permitía liberar a inmigrantes, mientras esperaban una decisión sobre sus casos.

Recordamos que un juez federal en Florida determinó que era ilegal que los inmigrantes detenidos pudieran esperar en libertad.

Se trata del programa llamado “parole + ATD”, es decir, libertad condicional más la integración del inmigrante al programa de alternativo a la detención.

Los gobiernos republicanos de Texas y Florida acusaron a la Administración Biden de liberar a miles de personas.

Más, sin embargo, fue la fiscal general en Florida, Ashley Moody, quien presentó la demanda que se decidió en un juicio sin jurado.

Lee acá: Cómo saber si tengo fecha de corte con inmigración.

Qué significa la decisión de la detención de inmigrantes en la frontera

En su decisión, el juez Wetherell señala que la ley migratoria es clara al indicar que un inmigrante debe permanecer bajo detención, mientras espera una decisión sobre su petición de asilo.

“Si dicho extranjero indica la intención de solicitar asilo o temor de persecución, el extranjero ‘será detenido’ en espera de una determinación final de asilo o temor creíble de persecución”, escribió en su opinión de 109 páginas.

Parole+ATD significa «parole» bajo el estatuto de libertad condicional más «alternativas a la detención» (ATD).

Entre las opciones que se tomaban, estaba el seguimiento por GPS, monitores de tobillo o la aplicación SmartLINK.

La liberación de migrantes en Parole+ATD se adoptó formalmente en un memorando emitido por la Patrulla Fronteriza en noviembre de 2021.

Pero el tribunal descubrió que las liberaciones de libertad condicional se habían utilizado previamente para mejorar la eficiencia de procesamiento varios meses antes.

Puesto que los migrantes fueron puestos en libertad con instrucciones de presentarse en una oficina de ICE 60 días y luego 15 días después.

la Patrulla Fronteriza liberó a poco menos de 311.000 migrantes detenidos en la frontera suroeste bajo palabra («O» sin fianza u otras condiciones) con un Aviso de comparecencia (NTA).

Mientras que liberó a poco más de 338.000 más en “Parole+ATD”.