Unos 571 mil vehículos de la Kia y Hyundai irán a revisión de acuerdo a la Administración Nacional de Seguridad en el Tráfico por Carretera de EE.UU.

La Administración Nacional de Seguridad en el Tráfico de Estados Unidos, conocido como la NHTSA hizo un llamado a los propietarios de autos de las marcas Hyundai y Kia.

La causa por la cual los vehículos de la Kía y la Hyundai irán a revisión sería por la falla en el montaje del enganche del remolque.

Este detalle podría provocar un cortocircuito y que derive en un incendio.

El retiro sería de unos 571.000 vehículos que circulan en los Estados Unidos y las empresas han pedido a los propietarios de los modelos involucrados que los estacionen en un lugar al aire libre para reducir el riesgo de incendio.

Lee acá: Los beneficios de un vehículo eléctrico.

Vehículos de la Kia y Hyundai que irán a revisión

De acuerdo con el reporte, se advierte a los conductores precaución porque los autos pueden incendiarse mientras están estacionados o en movimiento.

Los vehículos que presentan estas fallas, son:

  • Hyundai Santa Cruz, modelos 2022 y 2023
  • Hyundai Santa Fe, modelos de 2019 a 2023
  • Hyundai Santa Fe híbrido, modelos 2021 a 2023
  • Hyundai Santa Fe híbrido enchufable, modelos 2022 y 2023
  • Kia Carnival, modelos 2022 y 2023

Todos los modelos señalados cuentan con arneses de enganche de remolque que se instalaron de origen por los concesionarios.

La NHTSA recomienda que los autos se estacionen en lugares abiertos y lejos de otras unidades o edificios por el riesgo que representan, aunque señala que pueden seguir usándolos.

Esto se debe a que las armadoras estiman que el agua puede entrar en una placa de circuito en los enganches y causar un cortocircuito, incluso con el motor apagado.

De momento, Hyundai ha recibido reportes de un incendio y 5 incidentes de daños por calor sin que se hayan registrado heridos.

Entre tanto, se conoce que la Kia no tiene informes relacionados de personas afectadas por el desperfecto.

La reparación de la falla no tendrá costo y afecta a 568.000 unidades Hyundai y a unas 3.500 de Kia.