En la madrugada de este domingo, el presidente Joe Biden declaró un gran desastre en Mississippi y ordenó ayuda federal para la zona.

Los reportes indican que al menos 25 personas murieron en Mississippi, y un hombre murió en Alabama.

En Rolling Fork, el paso de un tornado hizo que los árboles, techos y líneas eléctricas se derrumbaran. También los postes quedaron inclinados.

El tornado atravesó el delta del estado el viernes por la noche, dejando un gran desastre en Mississippi, en una de las regiones más pobres del país.

“Sonaba como un tren de carga”, contó Andrew Dennard, y agregó que un trozo de madera en el aire no le dio en la cabeza por poco cuando se estrelló contra su casa en Rolling Fork.

“No creo que vayamos a reconstruir a partir de esto. Es peor que la muerte”, agregó Dennard.

Mientras, Deanne Criswell, administradora de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, dijo que tienen previsto visitar la zona el domingo para evaluar la destrucción.

Te puede interesar: Tornado y tormentas en Mississippi dejan al menos 20 muertos