Quién era el donador de espermas en serie, que inseminó a varias mujeres por su recurrente acción de dejar “su semilla”, sin consentimiento.

Y que ginecólogo Morris Wortman, murió en medio de un accidente aéreo.

El ginecólogo estadounidense Morris Wortman, acusado de ser un “donante de esperma serial”, murió en un accidente aéreo.

El médico, de 72 años y residente de Rochester, Nueva York; perdió su vida cuando la avioneta en la que viajaba se estrelló contra un pastizal en el oeste de Nueva York.

El piloto de la aeronave, Earl J. Luce Jr, de 70 años, también falleció en el acto.

El donador en serie de espermas había sido acusado por una mujer de utilizar en secreto su propio esperma para dejar embarazadas a varias pacientes.

Wortman era el director del Centro de Trastornos Menstruales, un consultorio ubicado en Rochester que fue fundado en 1986.

Este centro se dedicaba a la atención sanitaria y los servicios reproductivos de la mujer.

Después de nueve años de exámenes vaginales y mamarios regulares con su ginecólogo, la joven Morgan Hellquist se dio cuenta que algo pasaba.

El donador de espermas en serie: Primer indicio

El primer indicio se produjo durante una cita en abril de 2021, según alega Hellquist en una demanda presentada ese mismo año.

Hellquist nunca había conocido a su padre biológico, ya que fue concebida por inseminación artificial y nació en septiembre de 1985.

El médico Morris Wortman facilitó la fecundación artificial de su madre, aunque ella y su familia creían que había sido con el esperma de un estudiante de medicina.

Los hechos desencadenaron conocer que el donador de espermas en serie era el padre de otros seis niños que ella había localizado en el transcurso de varios años a partir de 2017.

En julio de 2021, cientos de demandantes llegaron a un acuerdo provisional por 10,7 millones de dólares con un médico de fertilidad de Ottawa que, inseminó con su semen u otros, de maner equivocada.