La huelga dejó millonarias pérdidas en Ford, además de los gastos a los cuáles debe incurrir por el acuerdo logrado con los trabajadores.

En tal sentido, la huelga de seis semanas de los trabajadores afiliados al sindicato automotor estadounidense UAW redujo las ventas de Ford en unos 100.000 vehículos.

Pero, además, le costó a la empresa 1.700 millones de dólares en beneficios caídos, dijo la automotriz el jueves, 30 de noviembre.

Ha sido un cierre de semestre negro para la principal corporación de vehículos en Estados Unidos.

La huelga dejó millonarias pérdidas en Ford, pero, además, deberá desembolsar parte de su presupuesto por los acuerdos que permitieron el cese de la protesta.

Los costos laborales adicionales del acuerdo laboral vigente durante los próximos cuatro años y ocho meses significan 8.800 millones de dólares hasta el final del contrato.

Las millonarias pérdidas en Ford se traducen, en algo así como 900 dólares por vehículo para 2028, dijo el gerente financiero John Lawler en un comunicado de la empresa.

Las millonarias pérdidas en Ford serán amortiguadas con un plan que incluye aumento de la productividad y reducción del gasto, dijo Lawler.

2023 con millonarias pérdidas en Ford

La automotriz con sede en Dearborn, Michigan, reemitió una guía de ganancias para todo el año que había retirado durante la huelga, pero con proyecciones reducidas.

Ford espera ganar 10.000 a 10.500 millones de dólares previo a los impuestos en 2023. La proyección a mediados de año era de 11.000 a 12.000 millones de dólares.

Ford apuntó que la huelga ocasionó la pérdida de la producción de camiones y SUV de alta rentabilidad.

Los trabajadores paralizaron la planta más grande y rentable de la empresa, la de Louisville, Kentucky, que fabrica SUV y camionetas pesadas.

Pero las millonarias pérdidas en Ford, aunque afectó, aún sigue siendo un año productivo.

La empresa generó 4.900 millones de dólares en ingresos netos y 9.400 millones de dólares en ganancias operativas en los primeros nueve meses del año.

Lawler emitió el anuncio antes de su discurso en la conferencia Barclays sobre la industria automotriz global en Nueva York.

La huelga comenzó el 15 de setiembre en las plantas de montaje y otras instalaciones de Ford, General Motors y Stellantis, la fabricante de Jeep. Finalizó en Ford el 25 de octubre.

Lawler dijo que la empresa mantiene su estrategia de asignación disciplinada de capital para generar crecimiento fuerte y rentabilidad.

Las acciones de Ford aumentaron 1,1% a 10,71 dólares antes del inicio de las operaciones el jueves. Han caído más de 20% en el año.

Lee acá: Registro de propiedades para extranjeros en Florida vence este 31 de diciembre.