Mientras no dejan de llegar ciudadanos de otros países en Estados Unidos; firman más leyes anti-inmigrantes en Texas.

El gobernador republicano de Texas, Gregg Abbott, firmó este lunes, 18 de diciembre, tres leyes encaminadas a frenar la inmigración irregular.

Una de estas leyes anti-inmigrantes en Texas está enfocada directamente contra quienes ingresen sin permiso al territorio estatal.

El objetivo de estas leyes anti-inmigrantes en Texas, dijo Abbott, es «frenar la oleada de ingresos ilegales a Texas«.

Abbott viajó hasta Brownsville, ciudad fronteriza de Texas con México para firmar las tres leyes.

Conocida en conjunto como SB 4, se espera que la legislación entre en vigor en marzo y tipificará como nuevo delito estatal el ingreso o reingreso ilegal a Texas, con penas que van de 180 días de cárcel a 20 años de prisión.

Leyes anti-migrantes en Texas.

La nueva ley otorga el derecho a cualquier policía de Texas a detener a sospechosos de haber entrado ilegalmente en el país.

Una vez bajo detención, podrían aceptar la orden de un juez del estado de abandonar EEUU o ser procesados por un delito menor de entrada ilegal.

Los inmigrantes que no acaten la orden podrían ser detenidos de nuevo por delitos graves, indicó Reuters.

Sin duda, esta es una de las leyes anti-migrantes en Texas más polémicas.

Abbott enumeró en tuit los logros de su denominada Operación Lone Star, la que según informó, dejó «más de 489.500 detenciones de inmigrantes ilegales, más de 37.500 detenciones de criminales, incautadas más de 450 millones de dosis mortales de fentanilo y más de 80.000 migrantes trasladados en autobús a ciudades santuario».

Pero eso no es todo, también firmó una ley que ofrece un apoyo financiero de 1.500 millones de dólares a la construcción del muro fronterizo, iniciado por el expresidente Donald Trump.

El otro proyecto de ley castiga con altas penas de cárcel el tráfico de personas.

El gobernador republicano cargó contra el actual presidente Joe Biden por su política migratoria mientras elogió los resultados de las estrategias de Trump.

«Hace cuatro años Estados Unidos tuvo las cifras más bajas de cruces ilegales en casi 40 años, gracias a cuatro políticas establecidas por el gobierno de Trump: ponerle fin a la detención y liberación, el Título 42, permanecer en México, permanecer en México y levantar el muro fronterizo; eso fue lo que llevó a un número tan bajo de personas cruzando ilegalmente.

Ahora bajo el presidente Biden él ha eliminado todas esas políticas y no ha hecho nada para frenar la inmigración ilegal», reseñó Abbot.

Más temprano, en la frontera norte de México, un grupo de migrantes, acompañados de defensores y directivos de albergues celebran el Día Internacional del Migrante con algo de pesar.

CBP cerró el lunes de manera temporal dos pasos fronterizos ferroviarios en Texas con el fin de que sus agentes ayuden a procesar a los inmigrantes.

En cambio, los operadores ferroviarios dijeron que los cierres en Eagle Pass y El Paso obstaculizarían el comercio antes de Navidad, reportó AP.

Lee acá: Aumentarán la presencia militar en Arizona por llegada de migrantes.