La economía de México en 2023 tendrá un gran cierre, de acuerdo a las cifras emitidas por el INEGI, y que dan cuenta de un crecimiento sólido.

De acuerdo al último corte, la economía de México en 2023 es muy positiva, luego que el INEGI publicó el reporte de su Indicador Oportuno de la Actividad Económica para noviembre y se perfila un crecimiento de 0.4% mensual.

La cifra se alinea con la fortaleza que está presente desde abril y que ha resultado en que los pronósticos para el crecimiento del PIB se hayan triplicado respecto a las previsiones de inicio de año (0.98% vs 3.40% en las encuestas de noviembre).

Está claro que la economía de México en 2023 hizo los reajustes necesarios para establecer mejoras claras en el sistema económico nacional.

En el mes de noviembre, los resultados fueron dados por un avance parejo entre la industria y los servicios (+0.4% mensual, ambos).

Pero según los distintos récords de ventas que se rompieron en la temporada del Buen Fin junto con la reactivación de la industria automotriz en Estados Unidos tras la huelga de la UAW, see estima de un alza que podría ser mayor.

Finalmente, a tasa anual, la economía de México en 2023 habría aumentado en 4.13% y alcanza su mejor ritmo en lo que va del año.

Lee acá: Lista de las EFT Bitcoin por aprobar genera entusiasmo en el criptomercado.

Economía de México en 2023

La actividad económica de México en 2023 mantiene un avance sobresaliente y muy por encima de las previsiones para fecha.

Para ponerlo en contexto, el promedio anualizado de las 11 tasas de crecimiento mensual de 2023 asciende a 4.1% y si excluimos el primer trimestre, en que hubo algunos altibajos para las manufacturas y comercio, el crecimiento mensual anualizado supera el 5.0%.

Dado que, como hemos mencionado anteriormente, la construcción seguirá impulsando las cifras durante al menos los próximos 6 meses, es posible que la estela se extienda y los incrementos globales del PIB en 2023 y 2024 podrían ser verdaderamente sorprendentes.

Al no haber algún catalizador evidente que modifique la dirección de la economía en el corto plazo y con los proyectos asociados al nearshoring incrementando su materialización de manera gradual, creemos que el consenso para el próximo año -que marca un alza de la economía de 2.2%- comenzará a subir moderadamente en las próximas semanas.