El español más rico en la historia moderna ha logrado amasijar una fortuna enorme, siendo un ejemplo para el resto de los millonarios del mundo.

Amancio Ortega, fundador del emporio textil Inditex y dueño de la entidad inversora Pontegadea, se ha convertido en el español más rico en la historia moderna, que supera los 100.000 millones de dólares de patrimonio, según la lista que publicó Forbes.

Además de ser la persona con mayor patrimonio de España, se sitúa en el puesto duodécimo del ‘ranking’ de los más ricos del mundo.

El español más rico en la historia moderna con una fortuna que asciende a 100.700 millones de dólares, lo que supone cerca de 10.000 millones de euros más que en noviembre.

Este repunte notable en las cuentas de Amancio Ortega, de 87 años, se debe principalmente, recuerda Forbes, a la revalorización en los mercados, hasta el entorno del 55 % este año, de Inditex, de la que es accionista mayoritario, con el 59,4 % de los títulos.

La multinacional textil es dueña de marcas como Zara, Pull&Bear o Massimo Dutti, con tiendas de ropa en todo el mundo.

También han influido en el aumento patrimonial las inversiones Pontegadea en el sector inmobiliaro internacional y nacional.

En España, la lista de los más ricos elaborada por Forbes sitúa, tras Amancio Ortega, a una de sus hijas, Sandra Ortega (8.900 millones de dólares), Rafael del Pino (Ferrovial, 5.600 millones) y Juan Roig (Mercadona, 3.800 millones).

Español más rico en la historia moderna

El español más rico en la historia moderna vivió en la villa vasca hasta los doce años, aunque algunas de sus biografías oficiales dicen que sólo lo hizo hasta los ocho.

Estudiaba con Antonio, su hermano mayor, en el colegio de «los franceses», el Sagrado Corazón. Y vivieron en la plaza de Justicia, en el corazón de la villa.

La familia Ortega dejó Tolosa rumbo a Galicia, nuevo destino del padre, y allí empezaría a tejerse el imperio Zara.

Tuvo dos hijos con su primera esposa Rosalía Mera: Sandra, nacida en 1968 y Marcos, nacido en 1971 y afectado por una parálisis cerebral.

Se casó en 2001 con Flora Pérez Marcote, madre de su otra hija, Marta, nacida el 10 de enero de 1984.

Su carrera en el mundo del textil comienza a la edad de catorce años en La Coruña, como empleado de dos conocidas tiendas de ropa.

Tras trabajar un tiempo en Santiago de Compostela, en 1963 crea la compañía Confecciones GOA, S.A. (sus iniciales en sentido inverso), dedicada a la fabricación de albornoces.

El negocio crece progresivamente en esta década, siendo distribuido el producto a distintos países europeos.

Su filosofía es la de ser no solo los vendedores, sino también los fabricantes y distribuidores.

Sus biógrafos destacan como rasgos fundamentales de su carácter el individualismo, el gran poder de observación y su perfeccionismo.

Lee también: La asombrosa historia de Sam Walton: El fundador de Walmart.