La Corte de Apelaciones para el Primer Circuito de Estados Unidos ordenó que la demanda del gobierno mexicano contra fabricantes de armas estadunidenses siguiera su curso.

La demanda refiera la presunta responsabilidad al facilitar el tráfico de armas hacia México, y de esta manera, el caso regresa a la corte federal de Boston, Massachussets, para seguir su cauce legal.

El caso del gobierno mexicano contra fabricantes de armas estadunidenses busca establecer una indemnización y medidas para redoblar este comercio ilegal que alimenta grupos armados mexicanos.

Se ordena, anuncia y decreta lo que sigue: se da marcha atrás con el juicio de la corte de distrito que mantiene que la Ley Protección al Comercio Legal de Armas (PLCAA) prohíbe los argumentos centrales de los Estados Unidos Mexicanos, y el tema es regresado a la corte de distrito para los procedimientos siguientes consistentes con la opinión emitida hoy”, Según se dio a conocer.

En marzo de 2023, el Gobierno de México presentó una apelación en contra de la sentencia que emitió la Corte de Distrito de Boston, Massachussets, debido a que había desestimado la primera demanda contra empresas de armas en Estados Unidos.

El gobierno mexicano contra fabricantes de armas estadunidenses, mediante los abogados argumentan que la ley sólo prohíbe demandas por lesiones que ocurren en Estados Unidos.

En tal sentido, no protege a los siete fabricantes y un distribuidor demandados de responsabilidad por el tráfico de armas a criminales mexicanos.

Recordamos que un juez de primera instancia determinó que la Ley de Protección del PCLAA protegía a las empresas demandadas, de manera que les otorgaba cierta inmunidad, aún cuando sus conductas afectaran a México.

La canciller de México, Alicia Bárcena, expresó que “la Corte de Apelaciones del Primer Circuito de Estados Unidos dictó sentencia a favor de México, en su demanda contra empresas fabricantes de armas. El asunto regresa a primera instancia para la revisión del fondo del asunto. Gran noticia”.

Lee acá: Haley cuestiona la salud mental de Donald Trump.

Gobierno mexicano contra fabricantes de armas estadunidenses

El juez de circuito estadounidense William Kayatta, dijo que si bien la ley puede aplicarse a demandas de gobiernos extranjeros, la demanda de México “alega plausiblemente un tipo de reclamo que está legalmente exento de la prohibición general de la PLCAA”.

En un hecho que marcó la agenda política entre ambas naciones, México acusa que 500,000 armas se trafican anualmente desde Estados Unidos a México, de las cuales más del 68% son fabricadas por las empresas demandadas, que también incluyen a Beretta USA, Barrett Firearms Manufacturing, Colt’s Manufacturing Co y Glock Inc.

En su denuncia de agosto de 2021, México estimó que el 2.2% de los casi 40 millones de armas fabricadas anualmente en Estados Unidos se introducen de contrabando en México, incluidas hasta 597,000 armas fabricadas por los acusados.

En su momento, la demanda del gobierno mexicano contra fabricantes de armas estadunidenses, alegaron que el mercado criminal local es alimentado por armas de Estados Unidos.

Y reclama una compensación económica que podría alcanzar los 10.000 millones de dólares.

A finales de julio de 2023, un equipo legal del Gobierno mexicano indicó que seguía con los litigios contra la industria armamentista estadounidense en una corte de apelación en Boston después de que un juez desechase en septiembre.

La demanda interpuesta en 2021 es contra una serie de empresas productoras y distribuidoras de armas de fuego, que están representadas por uno de los abogados del expresidente Donald Trump.

La Opinión