La candidata republicana Nikki Haley cuestiona la salud mental de Donald Trump y estima que no está capacitado para gobernar.

Con esta acusación, los dos principales candidatos a la presidencia estarían cuestionados por su estado de salud mental, algo que ya sido recurrente contra el presidente Joe Biden.

La aspirante a la nominación presidencial republicana Nikki Haley cuestionó este sábado, 20 de enero de 2024, la salud mental de Donald Trump.

Ella estima que el expresidente no coordina bien sus ideas, al acusarla erróneamente de no haber impedido el violento asalto al Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero de 2021.

En un discurso pronunciado el viernes, 19 de enero, en un acto de campaña días antes de las primarias en New Hampshire, Trump pareció confundir a Haley con la entonces presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

Este “lapso”, a juicio de Haley es clara evidencia que la salud mental de Donald Trump no es del todo óptima.

Mientras hacía campaña en Keene, Haley hizo referencia al lapsus de Trump, quien en repetidas ocasiones pareció confundirla con la demócrata Pelosi, al afirmar erróneamente que su rival republicana estaba a cargo de la seguridad del Capitolio el 6 de enero de 2021, cuando una turba irrumpió en el Capitolio buscando detener la certificación de su derrota ante el demócrata Joe Biden.

“Nikki Haley es la responsable de seguridad. Le ofrecimos 10.000 personas, soldados, Guardia Nacional, lo que quisieran y lo rechazaron. No quieren hablar de eso”.

Dudas de la salud mental de Donald Trump

Haley, hoy día, considerada la principal rival de Trump en la contienda de New Hampshire, señaló que no solo no controlaba la seguridad en el Capitolio, sino que ni siquiera ostentaba ese cargo en ese momento.

“Dicen que se confundió, que estaba hablando de otra cosa”, aseguró la exembajadora ante la ONU y exgobernadora de Carolina del Sur en un mitin en New Hampshire.

“La preocupación que tengo es, no estoy diciendo nada despectivo, pero cuando estás lidiando con las presiones de una presidencia, no podemos tener a otra persona de la que dudemos si está mentalmente capacitada para hacerlo”, señaló.

Sobre la salud mental de Donald Trump, Haley dijo que el pueblo necesita gente que se centre en la seguridad nacional.

¿Realmente queremos que lancen nombres y se equivoquen cuando tienen 80 años y tienen que tratar con Putin y Xi y Kim y Corea del Norte? No podemos hacer eso”, añadió en una entrevista con Fox News.

Pero los comentarios de Haley, que cumplió 52 años este sábado, fueron uno de los desafíos más directos de un compañero republicano a la aptitud de la salud mental de Donald Trump, que tiene 77.

Por su parte, Trump respondió a Haley en un mitin electoral en Manchester, donde puntualizó que en realidad tiene 77 años y que está mejor que nunca.  

“Siento que mi mente es ahora más ágil que hace 25 años”, exclamó entre aplausos de sus partidarios.

Los críticos dicen que ha mostrado cada vez más signos de envejecimiento, por eso cuestionan la salud mental de Donald Trump.

Puedes leer: Ley podría dejar por fuera a los perros policía de ataque en California.