El turismo internacional creció en 2023, y según algunos estudios alcanzará este 2024 los niveles prepandemia.

Según la OMT el turismo internacional se recuperó en 2023 al ubicarse en un 88% del volumen que se anotaba antes de la irrupción de la covid 19 con cerca de 1.300 millones de llegadas internacionales.

Los números reflejados por el barómetro de la Organización Mundial del Turismo (OMT) generan aliento y motivación al sector, uno de los más afectados por la cuarentena mundial.

Por el crecimiento del turismo internacional se prevé que la liberación de la demanda acumulada, el aumento de la conectividad aérea y una mayor recuperación de los mercados y destinos de Asia contribuyan a una plena recuperación para finales de 2024.

El turismo internacional creció en 2023 y será continua la tendencia para 2024, con un crecimiento inicial que se estima en el 2% con respecto a 2019.

Estas previsiones están sujetas al ritmo de la recuperación en Asia y a la evolución de la actual situación económica y geopolítica desfavorable, apunta la organización.

La OMT señala que esta coyuntura seguirá planteando retos para la recuperación del turismo internacional en 2024, y añade que la inflación, los altos tipos de interés y la volatilidad de los precios del petróleo pueden seguir repercutiendo en el coste del transporte y el alojamiento, lo que hará que los turistas opten por destinos más cercanos.

Pese a que el turismo internacional creció, también hay una alerta del déficit de personal al que se enfrentan las empresas turísticas para responder a una gran demanda.

Turismo Internacional creció: La región más visitada

El tal sentido, el turismo internacional creció y fue Europa el lugar más visitado del mundo.

En 2023, Europa fue la región más visitada del mundo, alcanzando el 94 % de los niveles prepandemia.

En medida impulsada por la demanda intrarregional y por los viajes desde Estados Unidos.

Oriente Medio estuvo a la cabeza de la recuperación, con unas llegadas que superaron en un 22% los niveles de 2019, mientras que África recobró el 96% de los visitantes anteriores a la pandemia.

En el caso de América se recuperó en un 90%.

Asia y la región del Pacífico alcanzaron el 65% de los niveles registrados antes de la crisis sanitaria con dispar evolución ya que, mientras que la zona meridional recuperó el 87 %, en la nororiental fue el 55%.

En 2023, los ingresos por turismo internacional alcanzaron los 1,4 billones de dólares y la contribución económica del turismo supuso 3,3 billones de dólares, el 3 % del PIB mundial.

Según datos de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, en sus siglas en inglés) recogidos por la OMT, tanto la capacidad aérea como la demanda de pasajeros a escala internacional recuperó hasta octubre de 2023 aproximadamente el 90% de los niveles prepandemia.

De cara que el turismo internacional creció, ya la OMT analiza algunas variantes para este año que deben ser consideradas.

Con vistas a 2024, la OMT apunta que Europa mejorará nuevamente resultados, apoyada también en los Juegos Olímpicos de París del próximo mes de julio, y reconoce que sigue habiendo un gran margen de recuperación en toda Asia.

También señala que las mayores facilidades de los visados y de capacidad aérea acelerarán el turismo emisor y receptor.

Además, sostiene que el crecimiento del turismo proveniente de Estados Unidos, apoyado por un dólar fuerte, seguirá beneficiando los destinos en América y más allá.

Pero reconoce que el conflicto entre Hamás e Israel puede perturbar los viajes en Oriente Medio e impactar en la confianza de los viajeros, al igual que la guerra de Ucrania y las crecientes tensiones geopolíticas.

Lee además: 10 mejores destinos para viajar sola en España.