La intensa ola de frío en Estados Unidos que afecta las primeras semanas del año, incluyen muertes, daños y centenas de retrasos en vuelos a lo largo de las regiones afectadas.

Las zonas al sur y noreste de Estados Unidos siguen siendo azotadas por una intensa ola de frío que se espera se intensifique durante el fin de semana.

La intensa ola de frío en Estados Unidos tiene como origen primario, los duros vientos árticos, procedentes de Canadá y que se infiltraron en el Medio Oeste, provocando avisos en numerosos estados.

Los expertos en meteorología advierten de que la sensación térmica podría descender hasta unos -30°F o -34ºC. Esta temperatura se podría mantener hasta hoy, 21 de enero.

Las ciudades de Nueva York, Baltimore y Washington DC, recibieron una capa de nieve más densa de lo previsto en medio de la intensa ola de frío en Estados Unidos.

Por otro lado, durante las dos semanas anteriores, las tormentas azotaron el noroeste del Pacífico, el medio oeste, las llanuras, el sur y el noreste.

Y de esta forma, la intensa ola de frío en Estados Unidos libera una mezcla invernal de bajas temperaturas, fuertes nevadas, tormentas de hielo, lluvia helada y vientos huracanados.

Según las previsiones del Servicio Meteorológico Nacional, la sensación térmica hará descender las temperaturas hasta -15°F o -26ºC cero en zonas importantes de Arkansas, Misisipi, Misuri, Tennessee, Kentucky y Kansas.

Tras las fuertes tormentas, y en medio de la intensa ola de frío en Estados Unidos se registraron al menos 89 víctimas mortales en todo el país, principalmente por hipotermia y accidentes de tráfico.

Tennessee, con 25 víctimas, acapara una mayoría de accidentes causados por la tormenta. Un trágico episodio fue el de un hombre de 25 años descubierto sin vida en una casa móvil de Lewisburg, donde funcionaba mal un calefactor.

La intensa ola de frío en Estados Unidos sembró el caos en el suministro de agua de Memphis, provocando una caída de la presión en toda la ciudad debido a la rotura de numerosas tuberías principales.

Lee acá: Sin poder detener el desempleo de los inmigrantes en Chicago.

La intensa ola de frío en Estados Unidos: Así se vive

El viernes, Memphis Light, Gas & Water pidió a sus más de 400.000 residentes para que hirvieran el agua para usos culinarios y de higiene dental, así como deben usar agua embotellada.

Blood Assurance recomendó a más de 70 hospitales de cinco estados que pospongan las cirugías electivas hasta el miércoles, para que el tiempo permita renovar las reservas de sangre.

Virginia Occidental: no escapó del frío, y el sábado se pronostica que siga el mal tiempo. El servicio meteorológico alerta de otros 10 centímetros de nieve, vientos con rachas de hasta 65 km/h y sensación térmica que podría arrastrar las temperaturas a unos -20ºF o -28ºC.

En Washington DC, una nevada inundó las calles que rodean el Capitolio de EEUU. A pesar de la calma, el gobierno federal sufrió un retraso de dos horas y las escuelas cerraron por segunda vez en una semana.

En Búfalo, Nueva York, la nevada cesó por fin tras “bloquear” partes de la ciudad y algunos suburbios bajo metro y medio de nieve durante cinco días.

El estadio Highmark, en previsión del partido de desempate de división del domingo, convocó a palistas de nieve, ofreciendo 20 dólares por hora por su gran esfuerzo.

“Manténgase a salvo ahí fuera durante los próximos días mientras nuestra región intenta descongelarse. La caída de trozos de hielo también seguirá suponiendo un peligro”, dijo el Servicio Meteorológico Nacional.