El futbolista iraní Amir Nasr Azadani se salva de ser condenado a muerte, pero en cambio, recibió una sentencia a 26 años de cárcel.

Esto fue lo que le costó apoyar a las mujeres de su país, y captar la atención de los medios durante el Mundial de Qatar.

Nasr Azadani enfrentó un juicio sin garantías, al igual que el resto de acusados por las manifestaciones contra el Gobierno iraní.

Te puede interesar: Autoridades detienen más de 1000 personas tras ataque a la capital brasileña

Amir Nasr Azadani se salva de morir por un crimen que no cometió

El jugador fue acusado por un tribunal revolucionario, por el supuesto asesinato de tres miembros de las fuerzas de seguridad.

También lo culparon de otros dos delitos, relacionados con las protestas que sacuden al estado persa desde septiembre pasado.

La Justicia iraní condenó a muerte este lunes, a tres personas acusadas de matar a varios agentes de Policía durante las protestas.

Se elevan a 17 el número de personas condenadas a muerte, en relación con las manifestaciones, iniciadas hace más de tres meses.