El gasto de los estadounidenses en tiendas minoristas se redujo sustancialmente de acuerdo al informe del Departamento de Comercio.

Esta cifra concuerda con la baja en la inflación, que, si bien es cierto, solo fue una décima menos que el mes de enero, sigue siendo objeto de reflexión.

El Departamento de Comercio informó que, en febrero, debido a la inflación y a las altas tasas de interés, se redujo el gasto de los estadounidenses en tiendas minoristas.

Artículos como bienes cotidianos, alimentos y gasolina, cayeron un 0.4, para el mes de enero las ventas habían aumentado un 3.3%.

Lee acá: Presupuesto para viajar a Estados Unidos.

Pero en general, hubo una baja en el consumo en alimentos, restaurantes, y tiendas por departamento.

En detallado, las ventas minoristas disminuyeron un 0.1 % durante el segundo mes del año. Pese a que la inflación se ha controlado, todavía es tres veces mayor al porcentaje que registraba previo a la aparición del Covid-19.

Otras amenazas se ciernen sobre el mercado y afectarían el gasto de los estadounidenses en tiendas minoristas.

La mini crisis bancaria, y los efectos de una guerra que no termina en Ucrania, podrían influir en corto plazo.