El punto de la discordia en Jeddah con el logro de la vuelta rápida deja en evidencia las claras diferencias entre Max y Checo.

La carrera de Jeddah fue ganada por Checo Pérez, quien de forma cómoda pudo avanzar hacia la victoria, pero teniendo a Max Verstappen como segundo.

Con el final de la carrera, ambos tienen una victoria de lado y un segundo puesto, pero a Max, que es el actual campeón, no le gusta ser segundo de nadie.

Por ello, en la estrategia de Max solo pensó en algo, hacer la vuelta más rápida en la última vuelta para dejar sin opciones a Checo Pérez.

Ha sido el punto de la discordia, pues ese punto, mantiene a Max Verstappen como el primer lugar en al reciente inicio de la temporada.

Lee acá: Checo Pérez consigue triunfo en Jeddah

El punto de la discordia en Jeddah

Puede que tenga un menor significado más adelante, pero evidencia que el punto de la discordia en Jeddah refleja las claras diferencias entre ambos pilotos.

Y es que, durante todo el receso entre temporada, la polémica entre ambos pilotos fue constante, debido al ya conocido final en la temporada 2022.

Curiosamente, un punto fue la discordia, pues con ello, Checo pudo cambiar algunas cosas al final de la temporada, pero no fue así.

Para Christian Horner fue normal la actitud de Verstappen pues es el actual campeón y no hubo límites al respecto.

“Llegamos a la conclusión de que es la última vuelta. Si él (Verstappen) va a ir, él va a ir. Creo que él mismo ya había llegado a esa conclusión. Y ambos pilotos tenían la información de que ‘Checo’ tenía la vuelta más rápida en ese momento, preguntó cuál era.

Así que era obvio por qué estaba preguntando. Él (‘Checo’) sabía que Max iba a intentarlo. Y ‘Checo’ levantó después de las dos primeras curvas.

Ya estaba una décima y media por arriba, y entonces se le vio abandonar (el intento de vuelta rápida)», expresó Horner.

Pero sobre ello, Checo Pérez entendió que iban a disminuir la velocidad, por ello terminó de esa manera.

“Pregunté a dos vueltas del final, donde me decían que mantuviera un cierto ritmo.

Me dijeron que tenía la vuelta más rápida y que mantuviera el ritmo, un ritmo determinado. Así que pensé que la comunicación era la misma a Max o algo así”, dijo Checo.

No fue todo alegría

Por otro lado, en medio de la polémica, Jos Verstappen, padre de Max, fue captado en el momento cuando no se vio nada contento con la victoria de Checo.

Al respecto, el expiloto Damon Hill fue enfático en una entrevista opinó sobre el asunto en el fondo de esta carrera sobre si Red Bull prefiere a Max o Checo.

«Estoy seguro de que lo harán, pero creo que preferirían que ganara Max. Y creo que Max eventualmente ganará. Simplemente no creo que Checo tenga la máxima velocidad y crueldad de Max, y el compromiso de ser rápido», finalizó Hill.

Este nuevo episodio, con el punto de la discordia en Jeddah deja muy claro algo: Es una rivalidad que se mantendrá por largo tiempo.

Próxima parada en Australia, en más de la novela en Red Bull, dejando eclipsado al resto de equipos.