Australia es un desafío para Checo Pérez quien mira en este circuito una mejor opción para demostrar la fortaleza del RB19.

La próxima carrera será en Australia, en el circuito de Albert Park.

El circuito de Albert Park tiene 5,3 kilómetros de longitud y es uno de los grandes espectáculos en Melbourne.

Es un circuito semiurbano lo que obliga a muros en algunas zonas del trazado, y tiene puntos en los que los errores de pilotaje suelen costar la retirada por colisión.

La recta principal de Albert Park termina en una chicane en la que no es raro que los nervios de la primera salida de la temporada pasen factura en forma de choques en carrera.

El GP de Australia se disputa a 58 vueltas para cubrir una distancia total de 307,57 km.

Lee acá: El tuit que modificó Checo Pérez.

Australia es un desafío para Checo Pérez

Al respecto, Australia es un desafío para Checo quien ha tenido un gran rendimiento en estas primeras carreras del campeonato.

«Estoy orgulloso del equipo y de nuestra actuación en Jeddah.

Tuve un fin de semana completo y ese era uno de mis objetivos esta temporada, ser constante los tres días.

Pero solo llevamos dos carreras en la temporada y tenemos que seguir presionando para asegurarnos continuar con este gran comienzo de temporada», dijo Checo Pérez.

«Baréin y Arabia son pistas muy diferentes entre sí y Australia será otro desafío para nosotros y para este coche.

Tenemos un gran ritmo y estamos trabajando muy duro juntos para asegurarnos de que nuestra fiabilidad se mantenga.

Ha sido un buen comienzo, pero eso no importará si no mantenemos nuestro alto nivel», añadió el piloto mexicano.

El líder del campeonato, el neerlandés de Red Bull Max Verstappen, declaró tener «muchas ganas de volver a Australia, aunque desde el punto de vista de las carreras Melbourne», dijo, «no ha sido demasiado amable con nosotros a lo largo de los años».

«La pista es genial, con algunas curvas de alta velocidad, y disfruto conduciendo, así que espero que podamos tener una buena carrera este fin de semana.

No hemos ganado allí como equipo desde 2011, así que veamos qué podemos hacer», apuntó.

Australia es un desafío para Checo Pérez, pues, quiere demostrar que lo hecho en las primeras carreras no fue circunstancial.