El vicepresidente de Supervisión de la Reserva Federal de Estados Unidos emitió un comunicado sobre las razones de la quiebra de Silicon Valley Bank.

“Nuestro sistema bancario es sólido y resistente, con capital y liquidez sólidos. La Reserva Federal, en colaboración con el Departamento del Tesoro y la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC), tomó medidas decisivas para proteger la economía estadounidense y fortalecer la confianza pública en nuestro sistema bancario”, son parte de las primeras líneas del informe.

Llama la atención lo directo del informe, sin rodeos y reza que “SVB quebró porque la gerencia del banco no manejó de manera efectiva su tasa de interés y el riesgo de liquidez”.

Pero además establece que en consecuencia hubo una “corrida devastadora e inesperada por parte de sus depositantes no asegurados en un período de menos de 24 horas”

La quiebra de Silicon Valley Bank exige a las autoridades una revisión exhaustiva de lo que sucedió, incluida la supervisión del banco por parte de la Reserva Federal.

Razones de la quiebra de Silicon Valley Bank

Para la junta supervisora, la quiebra de SVB es un caso clásico de mala gestión.

El banco tenía un modelo de negocios concentrado, atendiendo al sector de tecnología y capital de riesgo.

Silicon Valley Bank creció bastante en depósitos durante la pandemia, e invirtió en valores a más largo plazo, para impulsar el rendimiento y aumentar sus ganancias.

Sin embargo, el banco no administró de manera efectiva el riesgo de tasa de interés de esos valores ni desarrolló herramientas, modelos y métricas efectivas para medir el riesgo de tasa de interés.

Por otro lado, el banco no logró administrar los riesgos de sus pasivos.

Cuando bajó la confianza, los depositantes estaban conectados por una red de firmas de capital de riesgo y otros lazos, y cuando comenzó el estrés, esencialmente actuaron juntos para generar una corrida bancaria.

Prosigue el informe que las acciones atrasadas que finalmente tomó para fortalecer su hoja de balance provocaron la corrida de los depositantes no asegurados que condujo a la quiebra del banco.

Y fue clave que en las redes sociales vieron un aumento en las conversaciones sobre una fuga y los depositantes sin seguro actuaron rápidamente para huir.

Lee acá: Los detalles del cierre de Silicon Valley Bank.

Retiros masivos

Los depositantes retiraron fondos a una tasa extraordinaria, sacando más de $40 mil millones en depósitos del banco el jueves 9 de marzo.

El pánico prevaleció entre los depositantes restantes de SVB, quienes vieron sus ahorros en riesgo y sus negocios en peligro de perder la nómina debido a la quiebra del banco.

Finalmente, cerca de fines de 2021, los supervisores encontraron deficiencias en la gestión del riesgo de liquidez del banco, lo que resultó en seis hallazgos de supervisión relacionados con las pruebas de estrés de liquidez, el financiamiento de contingencia y la gestión del riesgo de liquidez del banco.

El informe es bastante amplio, y todo apunta que hubo una secuencia de hechos que desencadenaron en la caída final.