Varios espías rusos fueron descubiertos, mucho antes que un reportero del Wall Street Journal fuera arrestado este pasado jueves.

Lo cierto, es que antes de ese hecho, Rusia sufrió una serie de vergonzosos reveses en sus operaciones de inteligencia en el extranjero.

Cientos de presuntos espías rusos fueron expulsados ​​o acusados ​​de espionaje, en países occidentales.

Por ejemplo, Polonia arrestó a nueve rusos este mes, acusándolos de planear un posible sabotaje de rutas ferroviarias.

También, la semana pasada, las autoridades estadounidenses descubrieron a otro espía ruso, que se hizo pasar por un estudiante graduado brasileño.

Esto ocurrió en la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados Johns Hopkins.

Igualmente, Suecia , Noruega y Alemania dicen que han descubierto e interrumpido los intentos de espionaje ruso en los últimos meses.

Por su parte, el jefe del servicio de inteligencia exterior MI6 de Gran Bretaña, dice que muchos informantes rusos fueron interceptados.

Varios de ellos trabajaban bajo cobertura diplomática en Europa, y fueron expulsados ​​dentro de los seis meses posteriores a la invasión de Ucrania en febrero de 2022.

Te puede interesar: Detienen a periodista estadounidense en Rusia por supuesto espionaje