La legalización del cruising en California se acerca cada vez más a una realidad después de  años de propuestas.

 En 2021, un movimiento para despenalizar los viajes cruising comenzó a crecer en National City.

 En primer lugar, los esfuerzos locales para derogar la prohibición llevaron a esfuerzos a nivel estatal y, en última instancia, a la aprobación de la AB 436, que acercó a la legalización del cruising en California.

 Esta propuesta eliminaría la capacidad de las ciudades de prohibir actividades individuales en este tipo de carrocerías modificadas.

 La ley, firmada por el gobernador Gavin Newsom el mes pasado, también levanta la prohibición de vehículos con piezas que sobresalgan por debajo de la parte inferior de los neumáticos.

 Para algunos miembros de la comunidad lowrider, la ley que entrará en vigor el 1 de enero reconocerá tanto su expresión artística como  una cultura automovilística prohibida durante mucho tiempo.

 La comunidad de Lowrider que constantemente vigilaban a la policía en sus espejos retrovisores en los años 80 y 90 ahora son un poco mayores, más sabios y más organizados.

 Pero ahora ayudaron a aprobar la legalización del cruising en California.

 Docenas de clubes automovilísticos y organizadores comunitarios en toda California se unieron  y se comunicaron con la Legislatura estatal.

 Después de años de ser considerados por fuera de la ley, demostraron poder político.

 Antes de darse la legalización del cruising en California, muchos en la comunidad creían que después de que National City prohibiera los cruising en 1992, otros propietarios de automóviles estaban en las calles laterales de Highland Avenue cuando las autoridades los detuvieron.

Lee acá: Carlos Molina Gil, el banquero acusado de fraude y prófugo internacional, tenía como objetivo otros países de AL

Legalización del cruising en California: Mas colaboradores

El presidente de la comunidad Lowrider de Los Ángeles, Juan “Spanky” Ramírez,  dijo que los propietarios de automóviles y los gobiernos locales han estado jugando al “juego del gato y el ratón” desde la prohibición.

 Recordó que conducía de noche en un cruising secreto y había una fila de grúas cerca, tratando de sacar un automóvil que no estaba permitido en la carretera.

 En 1974, las autoridades de Los Ángeles intentaron controlar el tráfico en  Van Nuys Boulevard prohibiendo el estacionamiento y haciendo que la vía del Valle de San Fernando fuera de sentido único.

 La Asociación de Ciudades Contratadas de California, que representa a 85 ciudades con servicios públicos, argumentó ante los legisladores que los cruising son un «problema de seguridad pública en muchas de sus ciudades miembros».

 Pero quienes se oponen a la legalización del cruising en California están tratando de vincular a estos vehículos con los «secuestros de carreteras», un evento ilegal y a veces mortal.

 Otro factor que apoya la aprobación de esta ley es la reciente colaboración de los clubes de automóviles con la policía local y los gobiernos locales.

 La comunidad lowrider de Los Ángeles se reunió con el Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles y la Patrulla de Caminos de California para discutir cuestiones de seguridad y respetabilidad.