La falta de supervisión bancaria en Estados Unidos fue una de las causas de la crisis bancaria de primavera, que afectó a cuatro bancos en esa nación.

A juicio de los expertos económicos del Banco de España y publicado hoy en la Revista de Estabilidad Financiera de otoño de 2023, la falta de supervisión bancaria en Estados Unidos fue la causa primordial que removió el sistema financiero.

El artículo, firmado por José Alonso, Rebeca Anguren, Mª Cruz Manzano y Joaquín Mochón, realiza un repaso por la crisis que se produjo entre el pasado mes de marzo y el de mayo con la autoliquidación de Silvergate Bank, la resolución de Silicon Valley Bank, Signature Bank y First Republic Bank.

En medio de esta crisis, también se ejecutó la venta de Credit Suisse a UBS, y afirman que se trata de un recordatorio de la «rapidez» con la que se pueden suceder las crisis bancarias.

Sobre el funcionamiento de la supervisión bancaria en Estados Unidos, señala que los supervisores de las entidades afectadas «habían detectado las debilidades» de los bancos.

Pero pese a ello «no actuaron con la suficiente rapidez» por la lentitud y, en algunos casos, con ineficiencia.

Esta falta de supervisión bancaria en Estados Unidos se tradujo en fallas de los procesos supervisores internos de escalada en la toma de decisiones y por la ausencia de medidas efectivas.

En el caso concreto de las entidades estadounidenses, recoge el análisis de las autoridades supervisoras, que afirmaron en algunos casos «no disponer» de recursos humanos suficientes para realizar sus tareas.

Además, los expertos del Banco de España señalan que la organización y estructura de la supervisión en Estados Unidos es «algo compleja».

Falta de supervisión bancaria en Estados Unidos

Estiman que la falta de supervisión bancaria en Estados Unidos fue ligera en distintas autoridades supervisoras estatales y federales, lo que quizá, «en algún caso, podría haber ralentizado la toma de decisiones».

Explican que en Estados Unidos los bancos pueden optar por obtener una licencia estatal o federal, sin que ello limite su ámbito de actuación.

Bajo este esquema, las entidades bancarias estarán bajo la supervisión de la autoridad que les ha concedido la licencia: la Oficina del Controlador de la Moneda (OCC), si la licencia es federal, o, si la licencia es estatal, la autoridad del Estado que concede la licencia más un supervisor federal, que puede ser un banco regional de la Fed o la Corporación Federal de Seguros de Depósitos.

Igualmente, el Banco de España pide prestar atención a la concentración de actividades y operaciones en determinados sectores y actividades, y que se analice la sostenibilidad de los modelos de negocio de los bancos, que se valoren la gobernanza de los mismos y su planificación de liquidez y capital.

La falta de supervisión bancaria en Estados Unidos fue una de las causas de la crisis bancaria de primavera, que afectó a cuatro bancos en Estados Unidos.

A juicio de los expertos económicos del Banco de España y publicado hoy en la Revista de Estabilidad Financiera de otoño de 2023, la falta de supervisión bancaria en Estados Unidos fue la causa primordial que removió el sistema financiero.

El artículo, firmado por José Alonso, Rebeca Anguren, Mª Cruz Manzano y Joaquín Mochón, realiza un repaso por la crisis que se produjo entre el pasado mes de marzo y el de mayo con la autoliquidación de Silvergate Bank, la resolución de Silicon Valley Bank, Signature Bank y First Republic Bank.

En medio de esta crisis, también se ejecutó la venta de Credit Suisse a UBS, y afirman que se trata de un recordatorio de la «rapidez» con la que se pueden suceder las crisis bancarias.

Sobre el funcionamiento de la supervisión bancaria en Estados Unidos, señala que los supervisores de las entidades afectadas «habían detectado las debilidades» de los bancos.

Pero pese a ello «no actuaron con la suficiente rapidez» por la lentitud y, en algunos casos, con ineficiencia.

Esta falta de supervisión bancaria en Estados Unidos se tradujo en fallas de los procesos supervisores internos de escalada en la toma de decisiones y por la ausencia de medidas efectivas.

En el caso concreto de las entidades estadounidenses, recoge el análisis de las autoridades supervisoras, que afirmaron en algunos casos «no disponer» de recursos humanos suficientes para realizar sus tareas.

Además, los expertos del Banco de España señalan que la organización y estructura de la supervisión en Estados Unidos es «algo compleja».

Estiman que la falta de supervisión bancaria en Estados Unidos fue ligera en distintas autoridades supervisoras estatales y federales, lo que quizá, «en algún caso, podría haber ralentizado la toma de decisiones».

Explican que en Estados Unidos los bancos pueden optar por obtener una licencia estatal o federal, sin que ello limite su ámbito de actuación.

En este sentido, las entidades bancarias estarán bajo la supervisión de la autoridad que les ha concedido la licencia: la Oficina del Controlador de la Moneda (OCC), si la licencia es federal, o, si la licencia es estatal, la autoridad del Estado que concede la licencia más un supervisor federal, que puede ser un banco regional de la Fed o la Corporación Federal de Seguros de Depósitos.

Igualmente, el Banco de España pide prestar atención a la concentración de actividades y operaciones en determinados sectores y actividades, y que se analice la sostenibilidad de los modelos de negocio de los bancos, que se valoren la gobernanza de los mismos y su planificación de liquidez y capital.

Lee acá: Huelga dejó millonarias pérdidas en Ford: Reajustes necesarios.