Donald Trump no será elegible en Colorado en las elecciones primarias republicanas tras un fallo de la corte de ese estado por considerar que los hechos del expresidente en enero de 2021 fue insurrección.

La Corte Suprema de Colorado dictó un fallo sin precedentes que congela al expresidente Donald Trump, pues estimaron que no es constitucionalmente elegible para postularse en 2024 porque la prohibición de la 14a Enmienda de que los insurrectos ocupen cargos públicos cubre su conducta el 6 de enero de 2021.

Donald Trump no será elegible en Colorado en las primarias republicanas, pero, además, es un estado que solo tiene 9 votos electorales pero que podrían ser claves en una futura elección.

La decisión 4-3 elimina a Trump de las elecciones primarias republicanas en Colorado, que están programadas para el Súper Martes a principios de marzo.

Trump podrá apelar

Sin embargo, los jueces de Colorado suspendieron su fallo para que Trump pueda apelar ante la Corte Suprema de Estados Unidos, que incluso podría preservar su lugar en la boleta primaria del estado si la apelación no se resuelve rápidamente.

En muchos sentidos, el fallo histórico responsabiliza a Trump por intentar anular las elecciones de 2020 y proporciona un castigo político por su comportamiento antidemocrático.

El fallo también es una reivindicación masiva para los grupos liberales y eruditos constitucionales de todo tipo que defendieron tales demandas de la 14ª Enmienda a pesar de sus pocas probabilidades.

Pero Trump dominó el arte de convertir los reveses legales en rebotes electorales.

De hecho, hoy ya está en una posición más fuerte para vencer al presidente Joe Biden que hace un año, antes de que fuera acusado penalmente en cuatro jurisdicciones.

Y él y sus aliados republicanos se pusieron manos a la obra el martes por la noche, jugando la carta de víctima y criticando el fallo.

Estos son obstáculos legales clave que los oponentes debían superar antes de que Trump pudiera ser eliminado de cualquier votación.

La preocupación nace en gran parte porque el texto de la 14ª Enmienda en realidad no define una “insurrección” ni explica lo que significa “participar en” una insurrección.

Los jueces también confirmaron la decisión de que el discurso de Trump del 6 de enero en el Elipse no estaba protegido por la Primera Enmienda.

Trump impulsó sin éxito este argumento en los tribunales estatales y federales, que determinaron que incitó a la violencia cuando dijo a sus partidarios que “caminaran hasta el Capitolio” y “lucharan como el infierno” para “recuperar nuestro país”.

Punto de controversia: Trump no será elegible en Colorado

La sección 3 de la 14ª Enmienda dice que los insurrectos que rompen el juramento no pueden servir como senadores, representantes, electores presidenciales, “ni ocupar ningún cargo, civil o militar, bajo los Estados Unidos o bajo cualquier estado”.

Pero deja por fuera el cargo más clave, pues no menciona la presidencia.

Esta vaguedad textual es la razón por la que el juez de primera instancia mantuvo a Trump en la boleta electoral de 2024.

Pero el tribunal superior no estuvo de acuerdo. Y este fue el eje de su decisión de descalificar a Trump.

«Parece más probable que la Presidencia no esté incluida específicamente porque es evidentemente un ‘cargo'», dijo el tribunal, añadiendo que «la conclusión de que la Presidencia es algo más que un cargo ‘bajo’ los Estados Unidos es fundamentalmente está en desacuerdo con la idea de que todos los funcionarios del gobierno, incluido el presidente, sirven a ‘nosotros, el pueblo’”.

Donald Trump no será elegible en Colorado pero la Corte Suprema de Estados Unidos tendrá la última palabra

«Pone en grave peligro legal toda la campaña electoral de Trump», añadió. “Y se le pedirá a la Corte Suprema que escuche este caso que altera las elecciones, algo que estoy seguro tiene pocas ganas de escuchar”.

Pero, el fallo decía que si Trump apela ante la Corte Suprema antes del 4 de enero, lo cual es casi seguro, entonces la decisión se suspenderá hasta que el tribunal más alto del país anuncie si aceptará el caso y, si lo hace, hasta que emita su fallo.

El 4 de enero es un día antes de que la ley estatal exija que la Secretaria de Estado de Colorado, Jena Griswold, certifique la lista de candidatos para las primarias presidenciales republicanas del 5 de marzo.

Lee también: Firman más leyes anti-inmigrantes en Texas.