El Alto Mando Central de Estados Unidos informó que helicópteros de la Marina de USA hundieron tres buques operados por los rebeldes hutíes de Yemen, apoyados por el régimen Irán.

Al parecer, los rebeldes habían atacado un buque portacontenedores en el Mar Rojo, informó el ejército el domingo.

Después de que los hutíes dispararan contra los helicópteros estadounidenses, éstos “devolvieron el fuego en defensa propia”, hundiendo tres de las cuatro pequeñas embarcaciones que se habían acercado a menos de 20 metros del buque, y eliminando a sus tripulantes, indicó el Mando Central estadounidense (CENTCOM) en un comunicado.

“La cuarta embarcación huyó de la zona”, añadió el Mando Central de Estados Unidos.

El Alto Mando Central de Estados Unidos indicó que la armada respondió a una petición de ayuda del Maersk Hangzhou, un buque portacontenedores de bandera de Singapur y propiedad y gestión danesas que denunció haber sido atacado por segunda vez en 24 horas mientras transitaba por el Mar Rojo.

El buque había sido atacado anteriormente con dos misiles balísticos antibuque que el ejército estadounidense derribó.

Según el Alto Mando Central de Estados Unidos uno de los misiles, ambos lanzados desde el Yemen controlado por los hutíes, alcanzó al Maersk Hangzhou.

Esta se trataría de la primera confrontación directa entre Estados Unidos y los hutíes que deja víctimas entre los insurgentes desde que los rebeldes comenzaran a lanzar hace dos meses andanadas de misiles y drones contra el sur de Israel y también contra buques con la bandera del Estado judío o propiedad de empresas israelíes en el mar Rojo y el estrecho de Bab al Mandeb.

Alto Mando Central de Estados Unidos: Resguardo comercial

Después de haber suspendido el tránsito por esa zona, la naviera danesa Maersk decidió hace unos días reanudar su paso por el mar Rojo al anunciar Estados Unidos la creación de la nueva coalición naval para defender la seguridad marítima internacional.

Los hutíes han atacado repetidamente buques en la vital ruta marítima del Mar Rojo con ataques que, según ellos, son en apoyo de los palestinos de Gaza, donde Israel lucha contra el grupo militante Hamás.

Los ataques ponen en peligro una ruta de tránsito que transporta hasta el 12% del comercio mundial, lo que ha llevado a Estados Unidos a crear este mes una fuerza naval multinacional para proteger la navegación en el Mar Rojo.

La última ronda del conflicto entre Israel y Hamás comenzó cuando el grupo militante palestino llevó a cabo un ataque transfronterizo de choque desde Gaza el 7 de octubre que mató a unas 1.140 personas, en su mayoría civiles, según un recuento de AFP basado en cifras israelíes.

Estados Unidos se apresuró a conceder ayuda militar para apoyar a Israel, que ha llevado a cabo una implacable campaña en Gaza en la que han muerto al menos 21.672 personas, también civiles en su mayoría, según el Ministerio de Sanidad del territorio dirigido por Hamás.

Esas muertes han desatado la ira generalizada en Oriente Próximo y han impulsado los ataques de grupos armados contrarios a Israel en toda la región.

Lee también: México logra acuerdos en economía-seguridad y migración con Estados Unidos.