La presidenta de Harvard renunció, Claudine Gay, tras solo seis meses en el cargo, en medio de una tormenta de controversias en una de las universidades más prestigiosas de Estados Unidos.

La presidenta de Harvard renunció en medio de un periodo agitado en una de las universidades más prestigiosas de Estados Unidos y marca el final de la presidencia de la primera presidenta negra de esa institución.

Además, es la segunda mujer en los casi 400 años de historia de Harvard en asumir el cargo.

La polémica en torno a Harvard atrajo a CEO, multimillonarios, poderosos donantes e incluso líderes del Congreso.

«Con el corazón encogido, pero con un profundo amor por Harvard, les escribo para comunicarles que voy a renunciar a mi cargo de presidenta», escribió Gay en una carta dirigida a la comunidad de Harvard.

Gay indicó que el mejor interés de Harvard es que renuncie para que la comunidad pueda navegar este momento de desafío extraordinario con un enfoque en la institución en lugar de cualquier individuo.

En una carta enviada este martes, 02 de enero, la Corporación de Harvard defendió a Gay y dijo que aceptaba su renuncia «con pesar».

La Corporación de Harvard, que es el órgano de gobierno de la universidad, dijo que ella mostró «notable resistencia frente a ataques profundamente personales y sostenidos”.

Presidenta de Harvard renunció ¿Por qué?

La presidenta de Harvard renunció tras los ataques que han sido de dominio público, en medio de un caso racista, dirigido contra ella a través de vergonzosos correos electrónicos y llamadas telefónicas.

La presidenta de Harvard renunció en parte por un escándalo de plagio y por una desastrosa comparecencia ante el Congreso el mes pasado, en la que ella y otros presidentes de universidad no dijeron explícitamente que los llamados al genocidio del pueblo judío constituían intimidación y acoso en el campus.

Las tensiones han aumentado en algunos campus universitarios tras los atentados terroristas del 7 de octubre de Hamas contra Israel.

Ha habido cientos de protestas y contra protestas en los campus universitarios, algunas de las cuales se han vuelto violentas.

Los rostros y nombres de algunos estudiantes presuntamente vinculados a declaraciones contra Israel aparecieron en vallas publicitarias móviles cerca de los campus de Harvard y Columbia.

Otra escuela de la Ivy League, la Universidad de Pensilvania, alertó al FBI de las violentas amenazas antisemitas proferidas contra algunos miembros del profesorado.

Por otra parte, Gay había suscitado críticas generalizadas después de que surgieran acusaciones de plagio, incluidos múltiples casos de falta de comillas y citas.

Harvard anunció recientemente que Gay tenía previsto presentar correcciones a su tesis doctoral de 1997 para corregir los casos de «citación inadecuada».

Las cuales se suman a las que había emitido anteriormente a un par de artículos académicos que escribió en la década de 2000.

La universidad calificó esas correcciones de «lamentables», pero consideró que no alcanzaban el umbral punible de mala conducta investigadora.

Alan M. Garber, actualmente rector y director académico de Harvard, asumirá el cargo de presidente interino hasta que la universidad encuentre un nuevo líder, según anunció este martes la Corporación Harvard en una carta.

Lee también: La acción más rentable en Estados Unidos en el 2023.