La hija de Elvis Presley, Lisa Marie Presley falleció este jueves en Los Ángeles a los 54 años tras sufrir un paro cardíaco.

“Es con un gran pesar que debo compartir que mi bella hija Lisa Marie se ha ido”, dijo Priscilla, su madre, en un comunicado emitido este jueves.

La muerte ocurrió horas después de que la actriz y cantante fuera ingresada de emergencia a un hospital por un paro cardiaco.

La única hija de la leyenda musical Elvis Presley fue vista por última vez en público el martes en el Beverly Hilton, donde acudió junto a su madre, Priscilla, para acompañar a Austin Butler, quien da vida a su padre en la película Elvis, dirigida por Baz Luhrmann.

Lisa Marie fue encontrada sobre las 10:30 en su habitación por una de sus empleadas, informó TMZ.

La mujer llamó a los servicios de emergencia, quienes llegaron seis minutos después a la residencia ubicada en Calabasas, una ciudad que alberga a muchas de las celebridades de Hollywood, ubicada a 50 kilómetros del centro de Los Ángeles.

Un portavoz del servicio de bomberos de la localidad había confirmado a la agencia Associated Press que los paramédicos la atendieron de un paro cardiaco.

Su nacimiento, nueve meses exactos después de la boda de sus padres, fue noticia internacional y su origen rara vez estuvo lejos de su mente.