México avanzó a la semifinal del Clásico Mundial de Béisbol en un partido muy emocionante y los aztecas rompiendo el favoritismo una y otra vez.

Cuando parecía que México se despedía del Clásico Mundial, logró dar vuelta al marcador en la séptima entrada con un rally de tres carreras.

Puerto Rico comenzó desde muy temprano anotando carreras, y fueron cuatro las anotaciones ante el mejor abridor de México en este momento, Julio Urías.

Pero Urías se sobrepuso a esa oscura entrada y logró dominar a la ofensiva de Puerto Rico hasta la cuarta entrada.

En el devenir de las primeras entradas, México anotó una rayita gracias a un cuadrangular de Isaac Paredes para acortar la distancia.

En la quinta entrada, Verdugo logró conectar un hit impulsor para traer otra rayita, y poner las cosas 4 a 2.

Poco a poco México se fue acercando hasta la emboscada en la séptima entrada.

Doble de Barnes y boletos consecutivos para dejar la escena servida para Paredes que volvió a responder con un imparable que trajo dos anotaciones.

Luis Urías conectó un imparable para traer la tercera carrera en la entrada e irse arriba.

En la octava entrada Arozarena fue otra vez protagonista al lograr una tremenda atajada.

Pero Puerto Rico no se rendiría tan fácil, pues Vásquez conectó imparable. Con dos out, Lindor conectó un imparable para poner dos en bases.

Gallegos con dos out debía ajustar, y Gil lo visita para aclarar y dejar claro lo que debía hacer. Gallegos logró el ponche y la clasificación.