Un grupo de celebridades sancionadas por promocionar criptomonedas tras ser acusados de promocionar ofertas engañosas.

Al respecto, la Securities and Exchange Commission (SEC), el organismo regulador del mercado financiero estadounidense, acusó a ocho famosos.

El grupo de celebridades sancionadas por promocionar criptomonedas fueron señaladas de influir en la compra de criptos a cambio de pagos.

El grupo de celebridades sancionadas por promocionar criptomonedas incluyen a Lindsay Lohan, el youtuber Jake Paul y el cantante Ne-Yo.

Ellos fueron acusados de violar las regulaciones de los mercados de valores al promocionar criptomonedas sin divulgar que se les había pagado por ello.

Estas acusaciones forman parte del caso presentado por la SEC contra el criptoempresario Justin Sun y sus empresas, Tron Foundation Ltd, BitTorrent Foundation Ltd y Rainberry Inc, por ofrecer y vender sin registro las criptomonedas Tronix (TRX) y BitTorrent (BTT).

Según la SEC, Sun y sus empresas ofrecieron las criptomonedas como inversiones a través de programas de recompensas sin registro.

En tal sentido, los ocho famosos acusados promocionaron ilegalmente TRX y/o BTT sin revelar que recibían una compensación por hacerlo.

Además se acusa a Sun de manipular el corretaje de Tronix inflando artificialmente su negociación en el mercado secundario.

Pero además, de pagar a celebridades para promocionar sus activos en las redes sociales.

Lindsay Lohan, Jake Paul, Ne-Yo (Shaffer Smith), la actriz porno Michele Mason (conocida como Kendra Lust), el rapero Lil Yachty (Miles Parks McCollum) y el cantante Akon (Aliaune Thiam) decidieron poner fin a las acusaciones en su contra pagando una cantidad total superior a 400.000 dólares en restitución, intereses y multas, sin admitir ni negar las conclusiones del organismo.

Sin embargo, el rapero Soulja Boy y el cantante Austin Mahone, también acusados, no llegaron a ningún acuerdo con la SEC.