Tras una investigación del FBI y la DEA, 12 personas fueron acusados de lavado de dinero para el cártel de Sinaloa en el sur de California.

Doce personas han sido acusadas luego de la investigación de dos años del FBI y la DEA.

Para el cártel de la droga de Sinaloa, la organización está acusada de lavar al menos $16.5 millones.

El primer acusado en recibir una sentencia de prisión en un tribunal federal por extorsión y lavado de dinero fue Cristian Amaya Nava, quien recibió una pena de 60 meses.

Comunicado oficial

La información se hizo pública mediante un comunicado de prensa del Fiscal Federal del Distrito Sur de California.

El comunicado afirma que Nava, de 37 años, es de Calexico.

Según un comunicado de la Oficina del Fiscal General, “Nava admitió que en febrero de 2021 obligó a dos víctimas a sacar dinero de sus propias cuentas para saldar una deuda de drogas bajo amenazas de daño para ellos y sus familias. American Legal Aid.

Sin embargo, el acta oficial también establece que “también admitió que lavó más de $20.4 millones para el cártel”.

Luis Ramrez es otro detenido que fue acusado de extorsión y lavado de dinero, junto con Amaya Nava.

También hay otros detenidos por lavado de dinero para el cártel:

Se presentan cargos por lavado de dinero contra Iván Correia Zamora, Ricardo Torres, Kimberlly Reyes, Héctor Francisco Vizcano Moreno, Luis Armando vila y Cheliann Rivera Vázquez.

Melvin Rosado (también conocido como Cristian Cruz Polanco) ha sido detenido por robo de identidad agravado y lavado de dinero.

Tras su detención, Sugey Caro Salazar e Idsel Valenzuela fueron imputados por tráfico de drogas y lavado de dinero.

Enrique Daan Esparragoza Rosas está imputado por extorsión y blanqueo de capitales.

Pero Iván Correia y Enrique Daan Esparragoza Rosas están evadiendo la captura.

Héctor Francisco Vizcaino Moreno, de 33 años, es de Calexico, mientras que Ricardo Torres, de 30, es de El Centro, según el comunicado.

El comunicado de prensa nombra como acusados ​​a Iván Correia Zamora, de 37 años, de San Diego y Kimberlly Reyes, de 24, de Mexicali.

Además de los dos acusados ​​del Valle Imperial que ya están imputados.

Lee acá: Gobernadora de Arizona niega vínculos con el cártel de Sinaloa.

Acusados por lavado de dinero para el cártel de Sinaloa

De acuerdo con el comunicado, Ramírez y Esparragoza están acusados ​​de organizar y facilitar los viajes de agentes de la organización de lavado de dinero a ciudades estadounidenses para recolectar importantes sumas de dinero en efectivo que pertenecían a narcotraficantes.

La mayor parte del dinero fue recaudado por empleados en Chicago, Omaha, Boston, la ciudad de Nueva York, Baltimore, Charlotte, Filadelfia y otras ciudades.

Los empleados en habitaciones de hotel y estacionamientos recibieron grandes pagos en efectivo de los narcotraficantes por un total de hasta $200,000.

Luego de la entrega de los fondos ilícitos, la organización criminal limpió el dinero transfiriéndolo a bancos mexicanos utilizando compañías ficticias.

La declaración también nombra a la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y la Administración de Control de Drogas (DEA) como agencias de ayuda además de la Oficina del Fiscal Federal.

En el comunicado se indicó que «se presume que los acusados ​​son inocentes a menos y hasta que se pruebe su culpabilidad».

Y puntualiza que «los cargos y alegatos contenidos en una acusación o denuncia son meras acusaciones».