Tesla llama a revisión unos 2 millones de vehículos en Estados Unidos para instalar nuevas salvaguardas que eviten el uso indebido de su sistema avanzado de asistencia al manejo Autopilot.

Al respecto, la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) lleva más de dos años investigando al fabricante de automóviles eléctricos dirigido por el multimillonario Elon Musk para determinar si los vehículos de Tesla TSLA.

Tesla llamó a revisión para garantizar de manera adecuada que los conductores presten atención cuando utilizan el sistema de asistencia al conductor.

Tesla dijo que los controles del sistema de software de Autopilot «pueden no ser suficientes para prevenir el mal uso del conductor».

La administradora en funciones de la NHTSA, Ann Carlson, dijo a Reuters más temprano en el año que es «realmente importante que los sistemas de control del conductor tengan en cuenta que los humanos confían demasiado en la tecnología».

Lee acá: Comando Sur de Estados Unidos en Guyana: Aviva la tensión.

Tesla llama a revisión

Tesla llama a revisión 2 millones de vehículos, y en cada unidad desplegará una actualización de software que «incorporará controles y alertas adicionales a los ya existentes en los vehículos afectados para alentar aún más al conductor a adherirse a su responsabilidad de conducción continua siempre que Autosteer esté activado«.

La agencia abrió una investigación en agosto de 2021 sobre Autopilot después de identificar más de una docena de choques en los que vehículos Tesla golpearon vehículos de emergencia detenidos.

La NHTSA dijo que, como resultado de su investigación, Tesla emitió el llamada a una revisión después de que la agencia descubrió que «el diseño único de Tesla de su sistema Autopilot puede proporcionar controles inadecuados de participación y uso del conductor que pueden conducir a un mal uso previsible del sistema».

El Autopilot de Tesla está destinado a permitir que los autos manejen, aceleren y frenen automáticamente dentro de su carril, mientras que el Autopilot mejorado puede ayudar a cambiar de carril en las autopistas, pero no los hace autónomos.

No es la primera vez que el «Autopilot», el sistema de conducción asistida de Tesla, es cuestionado en relación a accidentes.

Tesla llama a revisión, luego que la NHTSA inició en 2021 un proceso de evaluación para investigar 11 accidentes en los que estuvieron involucrados vehículos de primeros auxilios parados y automóviles en los que el sistema de conducción asistida estaba activado.