La Organización Panamericana de la Salud (OPS) lanzó una advertencia por el uso de cigarrillos electrónicos en América.

La OPS detalló que sobre el uso de cigarrillos electrónicos en América “se necesitan medidas urgentes de control de los cigarrillos electrónicos para proteger a los niños y a los no fumadores”.

La advertencia busca como objetivo de “reducir todo lo posible los efectos de estos productos en la salud de las personas”.

Carlos Riveros, especialista en enfermedades respiratorias, explicó a la Voz de América que esta alerta se produce después de que varios estudios hayan demostrado que los cigarrillos electrónicos “no ayudan a dejar el tabaco”.

En cuanto al uso de cigarrillos electrónicos en América “hay suficientes pruebas que dejarían en evidencia que son perjudiciales para la salud”.

“El aerosol del cigarrillo electrónico puede contener nicotina, además de otras sustancias que eventualmente pueden ser adictivas y que pueden causar enfermedades pulmonares, cardíacas e incluso cáncer”, dijo Riveros.

De hecho, la Sociedad Americana contra el Cáncer, ACS, recuerda que estos productos, también conocidos como “vaporizadores”, contienen nicotina y “hay evidencia que indica que esta sustancia causa daños al desarrollo cerebral de los adolescentes”.

También si se usa durante el embarazo, la nicotina puede causar nacimientos prematuros y bebés con bajo peso al nacer.

Al respecto, la OPS informó que hay 34 países que han prohibido su venta, 88 no han establecido una edad mínima para comprarlos y 74 carecen de normativas específicas para su compra.

Hace unos días, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, mostraba su preocupación al considerar que “los niños están siendo reclutados y atrapados a una edad temprana para usar cigarrillos electrónicos”.

Ante esta situación, el máximo responsable del organismo sanitario internacional advertía que los más jóvenes “podrían quedar enganchados a la nicotina”, por lo que se instaba a las administraciones a implementar políticas sobre su regulación y su uso.

“Las autoridades nacionales deben actuar con firmeza para prevenir el consumo de estos productos y proteger así a sus ciudadanos, sobre todo a los niños y a los jóvenes”, expuso el médico Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Uso de cigarrillos electrónicos en América: ¿Medidas?

El uso de cigarrillos electrónicos en América tendría consecuencias a largo plazo y no han podido ser analizadas, a pesar de que se ha demostrado de que la nicotina “es perjudicial para la salud y es muy adictiva”.

Se estima que los cigarrillos electrónicos ofrecen más de 16.000 sabores distintos a través de las redes sociales.

Por otro lado, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), sostiene que en Estados Unidos hay 2,13 millones de estudiantes de secundaria y preparatoria habían consumido cigarrillos electrónicos en los últimos meses.

El mismo informe, realizado a finales de 2023, revelaba que el 56 % de los jóvenes entre 18 y 24 años que actualmente usaban cigarrillos electrónicos nunca habían fumado tabaco.

Lee también: Útiles escolares libres de impuestos en Florida hasta el 14 de enero.