El enfrentamiento entre el gobierno de Joe Biden y las autoridades de Texas se hacen más evidentes por el control de la frontera con México.

Al respecto, el estado de Texas se negó a cumplir con la carta del cese y desistimiento de la administración del presidente Joe Biden por acciones en las que han impedido que los agentes de la Patrulla Fronteriza estadounidense accedan a parte de la frontera con México.

Sobre el enfrentamiento entre el gobierno de Joe Biden y las autoridades de Texas, el fiscal general de Texas, Ken Paxton, expresó el desafío del estado mediante una carta al Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

En esta carta se rechaza la solicitud de la administración Biden para que el estado “cese y desista” de su toma de Shelby Park.

“Debido a que los hechos y la ley están del lado de Texas, el Estado continuará utilizando su autoridad constitucional para defender su territorio, y yo continuaré defendiendo esos esfuerzos legales en los tribunales”, escribió Paxton.

El DHS, representado por el consejero general Jonathan Meyer, había aconsejado a Texas que dejara de obstaculizar el acceso sin restricciones de la Patrulla Fronteriza a un tramo de 2½ millas de la frontera.

El enfrentamiento entre el gobierno de Joe Biden y las autoridades de Texas surgen a raíz del control de esta zona que se encuentra actualmente bajo la jurisdicción de la Guardia Nacional de Texas.

Conflicto del enfrentamiento entre el gobierno de Joe Biden y las autoridades de Texas

La diferencia se intensificó tras un incidente en el que una mujer y dos niños murieron trágicamente ahogados en el Río Grande.

En tal sentido, el DHS afirmó que el hecho se registró después de que funcionarios de la Patrulla Fronteriza “fueron físicamente prohibidos por funcionarios de Texas ingresar al área” bajo órdenes del gobernador republicano Greg Abbott.

Por el contrario, el Departamento Militar de Texas refutó estas afirmaciones, declarando que recibieron una señal de socorro pero que no se encontraron con ningún migrante en apuros.

Un portavoz de la Casa Blanca, que declaró a NBC News, criticó las políticas de inmigración del gobernador Abbott como “trucos políticos son crueles, inhumanos y peligrosos”.

En réplica, Paxton tachó la insinuación de que Texas era responsable de los ahogamientos “es vil y, como ya deben saber, completamente inexacta”.

Finalmente, el enfrentamiento entre el gobierno de Joe Biden y las autoridades de Texas asoma la posibilidad de elevar el asunto al Departamento de Justicia.

Solo si Texas persiste en negar a los agentes de la Patrulla Fronteriza el pleno acceso a la disputada zona.

La disputa sobre el tema de los migrantes en la frontera ha provocado que algunos miembros pertenecientes a un grupo conocido por usar retórica demonizante y cruzarse con extremistas recurran a las redes sociales y pidan a la gente que viaje a Eagle Pass en oposición.

Lee acá: Los primeros 100 días de la guerra entre Israel y Hamas.