Los autos eléctricos bajan de precio en Estados Unidos pero sigue siendo elevado el presupuesto para asegurarlos y mantenerlos.

Al respecto, Ford Motor Company anunció esta semana un descuento de casi $10.000 dólares, cerca de un 17% en el precio base de su pickup truck eléctrica F-150 Lightning.

La bajada de precio marca la tendencia iniciada por Tesla con todos sus modelos en los últimos seis meses.

Los autos eléctricos bajan de precio y parece ser un alivio para los consumidores que están planeando hacer la transacción de los vehículos de gasolina a los eléctricos.

Pero los más recientes informes sobre las transacciones de junio 2023, el precio promedio que los estadounidenses pagaron por un vehículo nuevo fue un 1.6% más alto que hace un año.

De acuerdo a un reporte de Kelley Blue Book (KBB), el precio promedio de transacción de un vehículo nuevo en junio, 2023 fue de $48.808 dólares, un aumento mensual del 0.3%, solo $150 dólares.

Desde una lectura revisada el alza fue de $48.658 dólares en mayo.

Pese a que los autos eléctricos bajan de precio en Estados Unidos hay factores que infieren en sus ventas.

Uno de los problemas al momento de comprar un vehículo eléctrico es que las tasas de interés para financiar la compra o léase de los autos nuevos han experimentado un salto significativo.

Por otro lado, en general, solo un 8% de la oferta total del mercado tiene precios menores de $30.000 dólares, contra 38% antes de la pandemia.

La Ford F-150 Lighting 2024 tendrá una reducción de precios que va desde los $6.079 o de $98.074 hasta los $91.995 para el modelo Platinum Extended Range.

Así mismo, de hasta $9.979 para la Pro o de $59.974 a $49.995.

Autos eléctricos bajan de precio en Estados Unidos pero no sube la demanda

Pese a que los autos eléctricos bajan de precio en Estados Unidos, las piezas necesarias para repararlos son más costosas.

El costo de los repuestos infiere en otro factor, pues eleva el precio de las pólizas de seguro.

Los altos costos de reparación también juegan un papel importante en la determinación de las primas de seguro EV.

Si bien hay menos componentes en riesgo de averiarse en un auto eléctrico, las piezas que requieren reparación o reemplazo son mucho más caras.

Esto es especialmente cierto si la batería de un EV está dañada, cuyo costo de reemplazo oscila entre los $4.500 dólares y los $18.000 dólares.

Otro detalle no menor es que los propietarios de vehículos eléctricos también enfrentan una escasez de talleres de reparación y técnicos calificados.

Es poca la mano de obra calificada en la materia en todo el país.

Por estado, solo Colorado ofrece hasta $8.000 dólares en reembolsos para los residentes que compran o arriendan un vehículo eléctrico.

Mientras que los residentes de bajos ingresos de California pueden calificar para más de $30.000 dólares en incentivos para la compra de un EV nuevo.

Por su parte, especialistas estiman que las aseguradoras deben replantear el cálculo para asegurar un vehículo eléctrico.