La Cámara de Representantes de EEUU aprobó la investigación de impeachment a Joe Biden este miércoles, 13 de diciembre.

La investigación de impeachment a Joe Biden es una investigación de juicio político para tratar de lograr la destitución del mandatario por los presuntos vínculos con los negocios de corrupción de su hijo Hunter Biden en China y Ucrania.

La investigación de impeachment a Joe Biden podría convertirse en un serio problema para la Casa Blanca antes de las elecciones presidenciales de noviembre de 2024 en las que Biden debe ser el candidato.

Pero más allá de ello, preocupa el estrés agregado a un periodo marcado por dudas en la capacidad de Biden para gobernar.

Los conservadores, que son mayoría en la Cámara de Representantes desde enero, acusan al presidente demócrata de haber utilizado su influencia cuando era vicepresidente del gobierno de Barack Obama (2009-2017) para permitir a su hijo hacer oscuros negocios en China y Ucrania.

«Joe Biden mintió repetidamente al pueblo estadounidense«, acusó desde la Cámara Baja el jefe de la Comisión de Supervisión, el senador James Comer, quien encabeza la pesquisa.

Por su parte del hijo de Biden, Hunter, segura que su padre no tuvo nada que ver con sus negocios.

«Mi padre nunca se involucró financieramente en mis negocios», dijo el miércoles Hunter Biden en una rueda de prensa.

Presente en el Congreso, Biden, de 50 años, cuyo pasado ha estado marcado por las adicciones y que ha sido imputado en dos casos judiciales, reconoció haber cometido graves «errores» en su vida.

Hunter acusó a los conservadores de buscar «deshumanizarlo» para «perjudicar» a su padre.

Sin embargo, las investigaciones, según los republicanos, han arrojado la participación directa de Joe Biden con sus influencias como vicepresidente de EEUU para beneficiar a toda la familia Biden.

Hunter se negó a participar en una audiencia a puerta cerrada organizada por los republicanos, que lo habían citado para este miércoles en el Capitolio.

La investigación de impeachment a Joe Biden es reclamada desde hace tiempo por los legisladores republicanos, ya se había abierto contra Biden en el verano boreal.

En una primera audiencia en el Congreso a finales de septiembre, se revelaron algunas de las pruebas que incriminan a Biden y su hijo Hunter como un caso de corrupción a gran escala.

Por su parte, el líder demócrata en la Cámara de Representantes, Hakeem Jeffries, dice que «no hay pruebas de que el presidente Biden haya incurrido en alguna conducta reprensible».

Pasos de la investigación de impeachment a Joe Biden

La apertura formal de la investigación les dará a los conservadores poderes adicionales y, por tanto, nuevas oportunidades de incriminar al líder demócrata.

La Constitución de Estados Unidos establece que el Congreso puede destituir al presidente en caso de «traición, soborno u otros delitos graves y faltas».

El procedimiento se desarrolla en dos etapas:

La Cámara de Representantes investiga y, por mayoría simple, vota los cargos contra el Presidente: es lo que en inglés se denomina «impeachment».

Si por mayoría simple la Cámara de Representantes aprueba esos cargos, el Senado enjuicia y sentencia al mandatario. En este caso lo más probable es que sea absuelto porque el Senado está controlado por los demócratas.

Ningún presidente estadounidense ha sido destituido. Tres fueron acusados: Andrew Johnson en 1868, Bill Clinton en 1998 y Trump en 2019 y 2021. Todos superaron el juicio.

Richard Nixon optó por dimitir en 1974 para evitar una segura destitución a raíz del escándalo Watergate.

Leer acá: Fiscal especial solicitó una petición sobre el caso de Donald Trump.