La Corte Suprema de Michigan falló a favor de Donald Trump, y reiteró que no escuchará una apelación del fallo de un tribunal inferior de grupos que buscan evitar que el presidente 45 de Estados Unidos, Donald Trump, vaya a elección.

Hasta el momento, Donald Trump marcha al frente de todas las encuestas nacionales entre los republicanos, pero además, tiene ventaja sobre Joe Biden en un posible careo entre ambos.

La Corte Suprema de Michigan falló a favor de Donald Trump en una orden que la solicitud de las partes para apelar una sentencia del tribunal de apelaciones de Michigan del 14 de diciembre fue considerada, pero denegada.

El ente judicial aseveró que las cuestiones presentadas no serán revisadas por este tribunal.

El fallo se produjo tras la decisión del 19 de diciembre de la Corte Suprema de Colorado que declaró a Trump de manera insólita «inelegible» para ser presidente.

Entre los argumentos presentados por la parte demandante, Trump habría tenido un supuesto papel en la masiva protesta del 6 de enero de 2021 frente al Capitolio.

Estos recursos, una nueva estrategia de la izquierda en los estados gobernados por demócratas para impedir que Trump llegue a la Casa Blanca, se basan en la 14ª Enmienda de la Constitución estadounidense, que dice que funcionarios (no Presidente) que juran apoyar la Carta Magna pueden ser impedidos de ocupar cargos futuros si se demuestra «participación en una insurrección».

Corte Suprema de Michigan falló a favor de Donald Trump: Derrota demócrata

Esta la primera vez en la historia que se utiliza la Sección 3 de la 14ta Enmienda de la Constitución para descalificar a un candidato presidencial y demuestra el enorme interés político de sacar a Trump del camino de Biden.

Recordamos que Biden atraviesa por un momento nada agradable, y hay una desaprobación creciente de los electores y de la mayoría de los estadounidenses en todos los sondeos, a diferencia del sólido apoyo en ascenso al exmandatario republicano.

Tribunales inferiores de Michigan desestimaron el caso por procedimiento al inicio del proceso, lo cual fue confirmado en la apelación. Esto significa que nunca se abordó la cuestión de si Trump participó o no en la insurrección.

Trump, gran favorito de los republicanos para 2024, celebró la decisión de Michigan y tachó los intentos de descalificarlo de la contienda como «una maniobra patética para amañar la elección».

Los casos de Michigan y Colorado se encuentran entre los estados gobernados por demócratas que buscan mantener el nombre de Trump fuera de las papeletas electorales estatales, sin ser sentenciado de participar en ninguna insurrección.

Los demócratas utilizan el argumento legal, sin ninguna condena previa de la justicia, de que Trump participó en la manifestación de protesta el 6 de enero como una manipulación política.

El recurso representa una fracción de las acciones contra un Presidente nunca vistas en la historia de la nación.

Lee también: La inscripción en HealthCare en Estados Unidos superará expectativas