Unos 700 medicamentos para bajar de peso aumentaron de precio, en medio de una escalada que afecta, en gran medida, a los enfermos con diabetes.

Un reciente análisis de la industria farmacéutica revela que más de 700 medicamentos para bajar de peso aumentaron de precio.

La lista incluye al Ozempic y el Mounjaro utilizados para bajar de peso, han experimentado un aumento en sus precios a principios de este año.

Según el estudio realizado por 46 Brooklyn, el incremento promedio fue del 4,5%, un ritmo ligeramente más lento en comparación con los últimos cinco años.

Un gran lote de medicamentos para bajar de peso aumentó, destacando el Ozempic y Mounjaro, ambos pertenecientes a la clase de agonistas de GLP-1.

Aunque originalmente diseñados para ayudar a los diabéticos a regular el azúcar en la sangre, estos medicamentos han ganado popularidad entre aquellos que buscan perder peso.

Esta creciente demanda ha provocado escasez y, como resultado, los precios de Ozempic y Mounjaro aumentaron un 3,5% y un 4,5%, respectivamente.

Eli Lilly, fabricante de Mounjaro, no ha respondido a las solicitudes de comentarios, mientras que Novo Nordisk, responsable de Ozempic, afirmaron que ajustan los precios en respuesta a cambios en el sistema de atención médica, condiciones del mercado e impacto de la inflación.

Medicamentos para bajar de peso aumentaron de precio pero otros bajaron

Estos medicamentos para bajar de peso aumentaron pero otros fármacos de uso generalizado también experimentaron incrementos, como Enbrel para enfermedades autoinmunes (+5%), Oxycontin para el dolor (+9%), Plavix anticoagulante (+4,7%), y Wellbutrin antidepresivo (+9,9%).

El análisis de 46 Brooklyn destaca que la mayoría de los aumentos de precios de medicamentos recetados ocurren en enero, con más del 60% implementándose en ese mes desde 2018.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que este análisis se basa en el costo de adquisición mayorista, que puede diferir de lo que los pacientes pagan finalmente después de considerar seguros, reembolsos y descuentos.

Pese a que los medicamentos para bajar de peso aumentaron, algunos experimentaron notables reducciones a principios de año.

Un ejemplo destacado es el de la insulina, cuyo alto costo ha sido objeto de atención por parte de la administración Biden y expertos en políticas de salud.

Medicare, el programa de seguro para personas mayores, limitó el precio mensual de la insulina a $35, lo que llevó a una disminución del 75% en el precio de los productos de insulina Novo Nordisk.

Además de la insulina, otros medicamentos también experimentaron reducciones significativas:

  • Cialis, medicamento para la disfunción eréctil, disminuyó un 19%.
  • Prozac, antidepresivo, experimentó una reducción del 18%.
  • Advair, medicamento para la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, redujo su precio entre un 22% y un 60% según la formulación.

Lee acá: Producción industrial de Estados Unidos cerró en crecimiento en el 2024.