La temporada de la Formula 1 arranca al rojo vivo; Con Checo Pérez muy cerca y Max Verstappen se resiste a ser segundo.

Cuando apenas van dos carreras esta temporada, la declaración de Verstappen deja muchas dudas e inquietudes, pero abre el camino a lo que pueda estar pasando en el futuro.

Y es que, si Checo Pérez mantiene el ritmo y sigue adelante en su crecimiento, pues Verstappen se resiste a ser segundo y dará la pelea.

El actual campeón lidera la clasificación del WDC 2023 por un solo punto debido a su segundo puesto en el Circuito Jeddah Corniche en el Gran Premio de Arabia Saudita.

Y su escolta es Checo Pérez, quien tiene su mejor arranque en su carrera y hace presagiar que será una batalla de dos entre los Red Bull, aunque falta mucho camino por recorrer.

Recordamos que Verstappen sufrió un problema con el eje de transmisión en la sesión de calificación de la Q2 el sábado, lo que lo llevó a comenzar la carrera en el puesto 15 .

Atravesó la parrilla durante toda la carrera y, al final de la carrera, estaba alcanzando a su compañero de equipo y líder de la carrera, Sergio Pérez.

Sin duda, fue un gran regreso, pudo pasar por delante de todos, excepto con su compañero.

Esto indica que el RB19 es mucho más potente, y tiene mejor velocidad que los demás; quizás en velocidad máxima no sea el mejor, pero en recorridos largos demuestra que tiene un motor más resistente y con mucha potencia.

Lee acá: El histórico triunfo de Checo en Jeddah.

Verstappen se resiste a ser segundo

Pero Max Verstappen estaba menos que impresionado con la carrera y señaló a los ingenieros de Red Bull.

“No se trata solo del ritmo del coche, tenemos que asegurarnos de que somos fiables sin ningún problema», refiriéndose al percance que tuvo en los pits.

Continuó diciendo que también notó un cambio de las pruebas al GP de Bahrein y que estaba sorprendido de que después de 3 sesiones de práctica positivas, su auto se rindiera.

“Claro que recuperé la segunda posición, lo cual es bueno, y en general todo el sentimiento en el equipo, todos contentos, pero personalmente no estoy contento, porque no estoy aquí para ser segundo”.

También enfatizó que trabajó duro en la fábrica para poner a punto el auto y no esperaba tener que hacer una carrera de recuperación.

Pero reconoce que está peleando por un campeonato y eso es entre él y Pérez.

«Realmente nunca lo pienso, pero creo que de manera realista con o sin Safety Car, creo que la P2 fue lo más alto posible».

Camino largo en Arabia Saudita

El campeón explicó que al comienzo de la carrera era muy difícil seguir a los autos debido al circuito urbano, las curvas rápidas y las paredes muy cerca.

«El Safety Car, por supuesto, me ayudó un poco a volver a la carrera, pero incluso con eso en el reinicio simplemente pierdes demasiado tiempo con Checo [Pérez], por ejemplo.

Entonces, una vez que llegué a P2, fue una brecha bastante decente en una pista donde no hay muchos grados».

Todavía faltan otro fin de semana para el próximo premio, en Australia, donde ambos pilotos tendrán la oportunidad de mantenerse arriba o tener otro enfrentamiento.

Así, mientras Verstappen se resiste a ser segundo, Checo Pérez lucha para lograr su mejor año en la Formula 1.