El índice de consumo privado o PCE en Estados Unidos ha caído en octubre hasta el 3% en tasa interanual.

Estas cifras del PCE en Estados Unidos son registradas tras cerrar septiembre en el 3,4%, según los datos publicados este jueves por la Oficina de Estadísticas Laborales del Departamento de Comercio estadounidense.

En cuanto a la inflación subyacente, ha caído hasta el 3,5%, dos décimas por debajo del registro del mes anterior.

Ambos movimientos se han ubicado en línea con lo esperado por el consenso.

En términos mensuales, el índice general ha subido menos de un 0,1%, lo que supone una desaceleración desde el 0,4% al que creció en septiembre y agosto.

La tasa subyacente, por su parte, también ha moderado su avance hasta el 0,2%, tras subir un 0,3% el mes anterior.

En octubre, el PCE en Estados Unidos en el renglón de los alimentos aumentaron un 0,2%, mientras que el índice de la energía descendió un 2,6%.

Los bienes se abarataron un 0,3% en el décimo mes del año, mientras que el coste de los servicios creció un 0,2%.

En la comparativa interanual, se ha registrado un ascenso del 0,2% para los bienes y un aumento del 4,4% en el caso de los servicios.

Además, los ingresos personales subieron un 0,2% (57.100 millones de dólares) en octubre, y los ingresos personales disponibles aumentaron un 0,3% (63.400 millones).

Entre tanto, los gastos de consumo personal treparon un 0,2% (41.200 millones).

PCE en Estados Unidos afecta otros aspectos

Ryan Brandham, director de mercados de capital globales para América del Norte de Validus Risk Management, asegura que el 3% sigue siendo demasiado alto para declarar la victoria sobre la inflación, marca un nuevo mínimo para la serie que probablemente complacerá a la Reserva Federal y aliviará cualquier presión para implementar nuevas subidas.

En Oxford Economics esperan «mayores avances constantes en la inflación de servicios a lo largo del próximo año para reducir la inflación subyacente por debajo del 2,5% a finales del próximo año», lo que «permitirá a la Reserva Federal comenzar a recortar las tasas».

Los analistas de Pantheon Macroeconomics subrayan que «el presidente Powell repetirá en la próxima reunión del FOMC que la Reserva Federal aún conserva la opción de volver a subir las tasas, pero el mercado ha seguido adelante y no escuchará».

Además, este jueves se han publicado también las peticiones de desempleo en EEUU para la semana finalizada el 25 de noviembre, que han subido hasta las 218.000, lo que supone un incremento de 7.000 en relación al nivel de los siete días previos, que fue revisado al alza hasta las 211.000 unidades, según los datos del Departamento de Trabajo estadounidense.

Esta cifra se ha quedado por debajo de las 220.000 peticiones anticipadas por el consenso.

La tasa de desempleo fue del 1,3%, lo que supone una décima más desde el nivel de la semana anterior, y la cifra de trabajadores desempleados ascendió hasta los 1.927.000, lo que supone un avance de 86.000 con respecto al periodo previo.

Las tasas de desempleo más altas se produjeron en Nueva Jersey (2,2%), California (2,1%), Alaska (2,0%), Hawái (1,9%), Puerto Rico (1,7%), Washington (1,7%), Massachusetts (1,6%), Nueva York (1,6%), Oregón (1,6%) y Rhode Island (1,6%).

Lee acá: En descenso ventas de viviendas unifamiliares nuevas en Estados Unidos.